abscesos

Absceso: qué es y cómo se trata

¿Qué es un absceso?

Un absceso es una acumulación de pus localizada en algún tejido. Los abscesos más comunes ocurren debajo de la piel y en sus capas más profundas.

La región afectada por el absceso puede hincharse, presentar dolor, enrojecimiento y calor, con un punto central amarillado, demostrando la presencia de pus.

En la mayoría de los casos, el pus se deriva de alguna infección sanguínea manifestada en la piel.

El absceso es diferente del furúnculo y puede ocurrir incluso en algunos órganos como el pulmón, cerebro, mamas, hígado, etc.

¿Cómo se trata?

El tratamiento de los abscesos depende de su localización y extensión. Los abscesos en la piel generalmente son tratados con una incisión local para drenar el pus y limpiar. En algunos casos, como en la presencia de alguna inmunodeficiencia o en episodios recurrentes, podrá ser necesario usar antibióticos.

Los abscesos en la parte interna de algunos órganos (cerebro, pulmón, hígado, etc.) pueden requerir de una intervención quirúrgica para ser retirados, dependiendo del caso.

La elección del tratamiento es responsabilidad del médico, quien evaluará el historial del paciente y los factores que causaron la aparición del absceso.

Absceso: qué es y cómo se trata

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *