Aftas: causas y cómo evitarlas

¿Qué causa aftas?

Las causas exactas de las aftas son aún desconocidas. Sin embargo, se cree que su aparición está relacionada con factores inmunológicos. Existen, además, indicios de que las aftas pueden ser desencadenadas por infecciones virales o bacterianas, determinados alimentos, golpes, alergias, estrés, tabaco, tendencia genética y falta de hierro o vitaminas.

Las aftas son lesiones pequeñas y blanqueas rodeadas por un área roja. Ocurre en la boca, principalmente en la mucosa que recubre las mejillas, labios, encías y garganta, pudiendo también aparecer en la lengua.

Las más comunes son las aftas herpetiformes, que surgen en grupos formados por pequeñas úlceras recurrentes.

El tratamiento de las aftas consiste en la aplicación de cremas o líquidos analgésicos para aliviar el dolor, así como mantener la boca limpia con enjuagues antisépticos para controlar la irritación.

Durante el tratamiento del afta, se debe evitar ingerir alimentos calientes, ácidos o picantes, que pueden causar más irritación.

¿Cómo prevenir las aftas?

Para prevenir la aparición de nuevas aftas, es importante identificar sus causas y retirar los factores que pueden desencadenar nuevas lesiones. Además, es importante mantener un estilo de vida saludable para mantener las defensas activas.

Si las aftas no cicatrizan en 10 días, consulte a un dentista para evaluar sus síntomas y recibir el tratamiento adecuado.

Aftas: causas y cómo evitarlas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *