Autismo: qué es, síntomas y tratamiento

¿Qué es el autismo?

El autismo es un trastorno global del desarrollo. Las personas con autismo presentan dificultades en la interacción social, problemas de lenguaje y patrones de comportamiento repetitivos. Es una enfermedad que afecta a uno en cada 88 niños en EE.UU.

El grado de afectación es variable. Hay pacientes con formas graves asociadas a retraso mental y agresividad, sin posibilidad de establecer contacto interpersonal, así como pacientes con formas leves, en las que la inteligencia y el habla son normales, como en el síndrome de Asperger.

¿Cuáles son los síntomas del autismo?

Los síntomas suelen manifestarse antes de los tres años. Según la Sociedad Americana de Autismo, los pacientes portadores de autismo presentan por lo menos la mitad de los siguientes síntomas:

  • Dificultad para relacionarse con otras personas;
  • Poco o ningún contacto visual con otras personas;
  • Risa inadecuada;
  • Búsqueda del aislamiento social: preferencia por la soledad;
  • Fijación visual en objetos;
  • Aparente insensibilidad al dolor;
  • Rotación repetitiva de objetos;
  • Hiper o inactividad;
  • Ecolalia: repetición de palabras o frases;
  • Ausencia de demostraciones de afecto (besos, abrazos);
  • No responde a su nombre;
  • Dificultad para expresar necesidades;
  • Dificultades en el aprendizaje;
  • Repetición innecesaria de temas;
  • Dificultad para hacer cambios en la rutina;
  • Falta de consciencia de situaciones de peligro;
  • Adopción de poses extrañas;
  • Ataques de ira;
  • Desorganización sensorial.

Para el diagnóstico, se considera la presencia de trastornos en tres áreas, con inicio de los síntomas antes de los tres años:

  1. Problemas de interacción social;
  2. Comportamientos e intereses restringidos y repetitivos;
  3. Problemas de la comunicación verbal y no verbal.

El autismo es una enfermedad crónica, cuyo tratamiento debe ser iniciado tan pronto como sea diagnosticada. El tratamiento es multidisciplinario e individual, basado en el grado de afectación de cada paciente.

¿El autismo tiene cura?

El autismo es una enfermedad crónica, por lo que no tiene cura.

De manera genera, el tratamiento tiene cuatro objetivos:

  • Estimular el desarrollo social y la comunicación;
  • Mejorar el aprendizaje y la capacidad de solucionar problemas;
  • Disminuir comportamientos que interfieren en el aprendizaje;
  • Ayudar al familiar a lidiar con el autismo.

El autismo es un trastorno que jamás desaparece completamente, aunque, con los cuidados adecuados, el paciente puede adaptarse a la sociedad.

El tratamiento involucra a diversos profesionales: pediatra, psicólogo, psiquiatra, fonoaudiólogo (logopeda), pedagogo y terapeuta ocupacional; el papel de los familiares también es fundamental.

Autismo: qué es, síntomas y tratamiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *