¿Cómo calcular el peso ideal?

El peso ideal en adultos puede calcularse utilizando la fórmula del índice de masa corporal (IMC), adoptado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Para ello, se divide el peso (masa) por la altura de la persona al cuadrado.

Por lo tanto, una persona de 1,84 m y 87 kg tendrá un IMC de (87/1,84) / 1,84 = 25,69 kg/m2, lo cual la ubica en la categoría de sobrepeso, de acuerdo con la siguiente clasificación:

Clasificación del IMC (según la OMS):

  • < 16 = Delgadez severa;
  • 16 a 17 = Delgadez moderada;
  • 17 a 18,5 = Delgadez leve;
  • 18,5 a <25 = Saludable (normopeso);
  • 25 a <30 = Sobrepeso;
  • 30 a <35 = Obesidad grado I;
  • 35 a <40 = Obesidad grado II (severa);
  • ≥ 40 = Obesidad grado III (mórbida).

No obstante, investigadores de la Universidad de Oxford descubrieron que el IMC no considera el aumento natural de peso de las personas, conforme su altura. Por lo tanto, crearon una fórmula que considera la altura de cada persona. Esta fórmula clasifica más fácilmente a las personas de baja estatura como obesas. Es una fórmula complicada, pero puede realizarse fácilmente en una calculadora científica o en computadora: (1,3 x peso) / (altura)2,5. Por ejemplo, pensemos en una persona con 90 kg de peso y 1,84 m de altura. Su porcentaje de grasa corporal se calcularía de la siguiente manera: (1,3 x 90) / (1,84)2,5 = 24,62 kg/m2; por lo tanto, esta persona estaría en la categoría de peso normal.

Se debe procurar tener siempre un IMC entre 18,5 y 25.

El IMC no aplica en casos de personas musculosas o muy altas, por ejemplo, ya que tienen un IMC alto sin ser gordas. La masa magra (músculo) tiene una densidad superior a la grasa. El IMC tampoco puede aplicarse en niños y ancianos, quienes requieren un cálculo especial, ni en ciertas razas (por ejemplo, los asiáticos pueden estar en un peso saludable con un IMC de 25).

IMC en niños y adolescentes

El cálculo se realiza de manera diente en niños y adultos jóvenes, ya que al inicio de la vida el índice de grasa en el cuerpo es elevado y este se va volviendo más magro con el paso de la edad. También hay importantes diferencias en la constitución física de los niños y las niñas. Teniendo estas diferencias en cuenta, se ha creado un IMC especial para niños.

Lo médicos y otros profesionales de la salud usan gráficas de crecimiento para seguir el desarrollo de niños y jóvenes entre 2 y 20 años. El IMC por edad considera la altura, el peso y la edad de un niño para determinar la cuánta grasa corporal tiene, comparando los resultados con los de otros individuos del mismo sexo y edad.

El IMC puede usarse para determinar la probabilidad que tiene un niño de padecer obesidad o sobrepeso cuando sea adulto. Cada gráfica contiene un conjunto de curvas que indica el percentil del niño. Por ejemplo, si un niño de 15 años está en el percentil 75, significa que el 75% de los niños de su edad tiene un IMC más bajo. Esta persona tiene un peso normal y, aunque su IMC cambie durante su crecimiento, puede mantenerse cerca de este percentil y permanecer con un peso normal. El rango del IMC normal puede elevarse para las niñas conforme estas van creciente, ya que las adolescentes suelen tener más grasa corporal que los hombres de su edad. Dos jóvenes de 15 años, uno hombre y la otra mujer, pueden tener el mismo IMC y, sin embargo, la mujer ubicarse en su peso normal, mientras el hombre corre riesgo de padecer sobrepeso. Es más importante dar seguimiento al IMC de los niños y jóvenes a lo largo del tiempo que fijarse en un número en particular; ya que están en constante crecimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *