Cálculos en la vejiga

Cálculos en la vejiga: qué son, causas, síntomas y tratamiento

¿Qué son los cálculos en la vejiga?

Los cálculos en la vejiga o vesicales son calcificaciones en el interior de la vejiga. En la mayoría de los casos, están relacionados con la permanencia prolongada de orina en la vejiga.

Las “piedras” en la vejiga pueden aparecer aisladamente o en grupos, pudiendo presentar diferentes tamaños. Algunos cálculos, incluso, pueden permanecer fijos en las paredes internas de la vejiga, si bien casi siempre están sueltas. Pueden ocurrir en cualquier persona, incluso si no ha habido ninguna infección urinaria o defecto anatómico.

Los cálculos pueden originarse en la vejiga o venir de los riñones y alcanzar la vejiga por medio de los uréteres, que son los conductos que llevan la orina desde estos órganos hacia el sistema urinario.

Causas

La principal causa de cálculos en la vejiga es la obstrucción de la uretra, impidiendo que la orina pueda eliminarse por completo de la vejiga. Esta acumulación de orina en la vejiga provoca que se formen cristales, formando los cálculos vesicales.

El aumento de la próstata es una de las causas más comunes de cálculos en la vejiga, ya que dificulta el paso de la orina por la uretra. Es por ello que la mayoría de los casos de cálculos vesicales ocurren en hombres con más de 60 años y con problemas de próstata.

Sin embargo, cualquier alteración en el sistema urinario que provoque una acumulación de orina en la vejiga puede favorecer el desarrollo de cálculos, como el debilitamiento de los músculos de la vejiga, infecciones urinarias y disfunciones neurológicas que afecten el control de la vejiga.

La presencia de cuerpos ajenos al cuerpo en la vejiga también favorece el desarrollo de estas piedras, como son los catéteres, remanentes de material quirúrgico, entre otros.

En personas de la tercera edad, los cálculos vesicales suelen formarse en la vejiga y se componen principalmente de ácido úrico.

Signos y síntomas

Los signos y síntomas de los cálculos en la vejiga pueden incluir dolor púbico, dolor al orinar, salida de orina interrumpida, sangre en la orina y necesidad constante de orinar, incluso durante la noche.

Además, quienes tienen piedras en la vejiga pueden sentir dolor en la punta del pene, en los testículos, en la espalda y en la cadera. Estos síntomas generalmente empeoran al practicar actividad física y realizar movimientos bruscos.

Tratamiento

El tratamiento suele realizarse por medio de ondas de choque que parten los cálculos en pedazos más pequeños, que pueden ser eliminados por medio de la orina. Se puede usar un aparato láser, de ultrasonido, ondas electromagnéticas o energía electrohidráulica. Raramente ocurren complicaciones y no se daña ningún otro órgano.

Sin embargo, para cálculos muy grandes o duros, se somete al paciente a una cirugía. Para esta se utilizan técnicas no invasivas, es decir, sin necesidad de grandes cortes. Se realizan pequeñas incisiones en la vejiga o se introduce un aparato (endoscopio) por la uretra para partir o pulverizar el cálculo.

Por otra parte, se recomienda inferior entre 2 y 3 litros de agua al día, para aumentar la cantidad de orinar y ayudar así a eliminar los cálculos más pequeños.

En caso de presentar síntomas, consulte a un urólogo.

Cálculos en la vejiga: qué son, causas, síntomas y tratamiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *