Carcinoma basocelular

Carcinoma basocelular nodular: signos, diagnóstico y tratamiento

Qué es el carcinoma basocelular

El carcinoma basocelular nodular es un tipo de cáncer de piel. Este tipo de cáncer se encuentran entre las formas menos graves de tumores malignos que afectan la piel, ya que su crecimiento es lento y el riesgo de metástasis (diseminación hacia otras partes del cuerpo) es muy bajo.

Los carcinomas basocelulares se originan en la capa basal de la epidermis, que es la parte más superficial de la piel. Se trata del tipo más común de cáncer de piel y es, además, más frecuente en personas de piel clara que se exponen mucho al sol por largos periodos y sin protección.

No obstante, el carcinoma basocelular puede ser agresivo y causar deformidades que pueden volverse irreversibles. Por ello es importante identificar y tratar el tumor precozmente.

Signos

El carcinoma basocelular nodular se caracteriza por la presencia de un bulto superficial brillante en la piel, con bordes redondos y una depreción en el centro que puede volverse una herida y sangrar. Cuando esto ocurre, las lesiones no cicatrizan fácilmente.

El bulto puede ser traslúcido o de coloración rosada, muchas veces con pequeños vasos sanguíneos presentes en su superficie. El tumor puede tomar hasta 3 años para alcanzar medio centímetro de diámetro.

Las áreas del cuerpo más afectadas por el carcinoma basocelular nodular son el rostro, cuello, las piernas y la espalda, por ser las partes del cuerpo que más se exponen al sol.

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico del carcinoma se realiza por medio de un análisis de las características de la lesión y se confirma a través de una biopsia. El tratamiento es quirúrgico y consiste en la retirada completa del tumor.

El médico responsable del tratamiento de todos los tipos de cáncer de piel es el dermatólogo.

Carcinoma basocelular nodular: signos, diagnóstico y tratamiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *