Cateterismo cardiaco: procedimiento y riesgos

¿Qué es el cateterismo cardiaco

El cateterismo cardiaco, cinecoronariografía, angiografía coronaria o estudio hemodinámico es un examen invasivo que permite inspeccionar los vasos sanguíneos y el interior del corazón. Consiste en introducir un catéter (tubo flexible extremadamente fino) en la arteria del brazo o pierna del paciente hasta llegar al corazón.

Es un procedimiento realzado por cardiólogos entrenados específicamente en cardiología intervencionista y hemodinámica que puede ser usada para diagnosticar o tratar enfermedades (tales como infarto o angina).

Durante el examen se aplican inyecciones con contraste yodado a través del catéter, lo cual permite visualizar las arterias coronarias, cámaras y válvulas del corazón. Este examen implica la generación de imágenes que posteriormente recibirá el paciente en video y fotos.

Este procedimiento permite, entre otras cosas:

  • Evaluar si las arterias coronarias que irrigan la musculatura del corazón están tapadas (aterosclerosis, por ejemplo);
  • Desobstruir arterias y válvulas;
  • Verificar la existencia de alteraciones anatómicas en el corazón no confirmadas por otros exámenes;
  • Mostrar a detalle malformaciones congénitas en recién nacidos y niños.

Antes del examen, se recomienda ayunar por 4 horas, suspender el uso de medicamentos (diuréticos, anticoagulantes, aspirina y metformina) y guardar reposo.

En caso de haber presentado algún tipo de alergia anteriormente en exámenes con contraste, informe al médico.

Se recomienda llevar todos los exámenes relevantes realizados en los últimos 6 meses, tales como: ergometría, gammagrafía, cateterismo o angioplastia, entre otros.

El cateterismo se realiza de la siguiente manera:

  • Se aplica anestesia local (el paciente permanece despierte durante todo el procedimiento).
  • Se hace una pequeña abertura para permitir la entrada del catéter, en la piel de la ingle o del antebrazo, a la altura del puño o codo.
  • Se introduce el catéter (generalmente tiene 2,5 mm de diámetro y 1 m de longitud) en la arteria (radial, femoral o braquial), el cual es conducido por el médico, guiado por un aparato de radiografía, hasta el corazón.
  • Se localizan las entradas de las arterias coronarias derecha e izquierda, permitiendo visualizar el bombeo de sangre.
  • Después del examen, el paciente debe permanecer en reposo por 4-6 horas mientras sus signos vitales son analizados para prevenir complicaciones.

Este examen no causa dolor. El paciente puede sentir, cuando mucho, un poco de incomodidad debido a la anestesia y una onda de calor pasajera en el pecho cuando se inyecta el contraste. La duración del examen varía dependiendo de la facilidad de la cateterización.

Normalmente, el examen dura menos de 30 minutos, aunque es necesario permanecer en reposo por algunas horas posteriormente; si no hay ningún problema, el paciente es dado de alga.

Después del examen, el tiempo mínimo de reposo absoluto es de 4-6 horas. La cabecera de la cama deberá ser elevada y la persona deberá permanecer acostado todo este tiempo. Después del examen, se administra suero y líquidos por vía oral para facilitar la remoción del contraste de organismo.

Para mayor información sobre el cateterismo cardiaco, consulte a su cardiólogo.

Complicaciones

El cateterismo cardiaco es un procedimiento relativamente seguro, aunque implica algunos riesgos, tales como:

  • Sangrado e infección en la zona de inserción del catéter;
  • Lesiones en los vasos sanguíneos;
  • Reacción alérgica al contraste utilizado;
  • Latidos cardiacos irregulares o arritmia, que puede pasar espontáneamente o requerir de un tratamiento en caso de persistencia;
  • Coágulos sanguíneos que pueden desencadenar derrame o ataque cardiaco;
  • Caída de la presión arterial;
  • Acumulación de sangre en el saco que envuelve el corazón (pericardio), que puede impedir que el corazón lata normalmente.

Estos riesgos son más comunes en diabéticos, portadores de enfermedades renales e individuos con más de 75 años, o en pacientes con cuadros graves y en la fase aguda de infarto de miocardio. Cuanto el cateterismo se realiza sin urgencia, los riesgos son mínimos.

Para saber más sobre el cateterismo cardiaco, hable con su médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *