Causas de hemorroides

Hemorroides: causas y tratamiento

Principales causas de hemorroides

Las hemorroides pueden desarrollarse debido a diferentes situaciones, tales como:

La región anal contiene una vasta musculatura responsable del esfínter que controla la salida de las heces. Con la edad, este tejido puede aflojarse y permitir que las venas de la región protruyan hacia fuera de ano, originando la hemorroide.

Cuando hay exceso de esfuerzo al evacuar, esta musculatura se hipertrofia, provocando una presión mayor en la región del esfínter anal y originando la hemorroide.

Para evitar la aparición de hemorroides, se recomienda llevar una dieta rica en fibra (frutas, vegetales, legumbres, etc.) y líquidos, así como realizar actividad física constante.

Tratamiento

Tratamiento para las hemorroides

El tratamiento de las hemorroides se realiza de forma conservadora o con cirugía.

La mayoría de los casos mejora con el tratamiento quirúrgico, el cual consta de un aumento en el consumo de líquidos y una dieta rica en fibra. Algunas fuentes de fibra son:

  • Frutas: manzana, plátano, naranja, durazno, pera, piña, uva, fresa;
  • Legumbres: frijol (judía), lenteja, garbanzo y otros granos;
  • Vegatales cocidos o crudos: brócoli, coliflor, espinaca, zanahoria, guisantes, col, calabacín (calabacita), cebolla, pepino, tomate;
  • Nueces: avellana, almendras, castañas.

La dieta rica en fibra facilita la formación de heces evitando que queden duras y provoquen sangrados.

El baño de asiento tibio y las cremas analgésicas tópicas en la región anal disminuyen la irritación y la picazón provocada por la hemorroide.

Cuando ninguna de estas medidas alivia el problema, el tratamiento ambulatorio puede ser útil, el cual consiste en la ligadura de la hemorroide, aplicación de láser, crioterapia o escleroterapia, con el objetivo de secar la hemorroide y el tejido a su alrededor, principalmente en los casos de prolapso.

Si todas estas medidas no consiguen curar las hemorroides o estas se encuentran exteriorizadas, prominentes y con una extensión amplia hacia el interior del canal anal, la cirugía puede ser la mejor manera de removerlas.

El tratamiento inicial de las hemorroides puede ser realizado por un médico general o familiar. En casos más complicados, se debe acudir con un proctólogo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *