¿Qué puede causar parálisis facial?

Existen diferentes enfermedades y condiciones que pueden causar parálisis facial, si bien en la mayoría de los casos esta no tiene una causa aparente (parálisis de Bell). Cualquier patología o situación que provoque algún trastorno del nervio facial puede causar parálisis facial, tales como:

La parálisis de Bell es una parálisis facial con causa desconocida. Inicialmente, todos los casos de parálisis del nervio facial eran llamados parálisis de Bell. Sin embargo, con el descubrimiento de las causas de la parálisis facial, solamente los cuadros idiopáticos, es decir, aquellos sin causa aparente, siguen siendo llamados parálisis de Bell.

Es importante recordad que el origen de la parálisis facial no está en el cerebro sino en el nervio facial, que, debido a traumas, infecciones, enfermedades o cualquier otra situación, deja de funcionar adecuadamente. El resultado es una parálisis de los movimientos de los músculos de la cara.

La parálisis facial periférica se caracteriza por los siguientes síntomas:

  • Interrupción temporal de los movimientos de la cara (puede no ocurrir);
  • Alteraciones en la secreción de saliva y lágrimas;
  • Alteraciones en la sensibilidad del rostro;
  • Alteraciones auditivas;
  • Dificultad para hablar, masticar, succionar, deglutir y sujetar con los labios.

Cuando los síntomas son ligeros, la parálisis facial puede no requerir de tratamiento. Sin embargo, es común que se prescriban medicamentos corticoides para disminuir la inflamación y la hinchazón del nervio facial. La fisioterapia también puede ser indicada.

En caso de parálisis facial, consulte a un neurólogo.

¿Qué puede causar parálisis facial?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *