Causas del sínfrome de la vejiga dolorosa

¿Qué puede causar síndrome de la vejiga dolorosa?

El síndrome de la vejiga dolorosa es una enfermedad inflamatoria de causa desconocida, que se caracteriza por causar dolor en la región pélvica cuando se llena la vejiga, así como una necesidad constante de orinar.

Una parte importante de quienes sufren de este trastorno son personas que presentan alergias, por lo que es probable que estas tengan que ver con la causa de la enfermedad.

El síndrome de la vejiga dolorosa es una enfermedad que ocurre en el 11% de la población; 90% de las personas afectadas son mujeres.

Por otra parte, esta enfermedad suele estar asociada a otras como la artritis reumatoide, hipotiroidismo, endometriosis, alergias, diabetes, lupus, dolor de cabeza crónico, mal de Parkinson, síndrome del intestino irritable, depresión, fibromialgia, enfermedades autoinmunes, cardiovasculares y gastrointestinales.

Por otra parte, algunos factores genéticos parecen estar involucrados en el desarrollo de esta enfermedad, aunque estos mecanismos aún no se comprenden con precisión.

Si bien el síndrome de la vejiga dolorosa es de causa desconocida, se cree que comienza tras dañarse la mucosa que recubre la vejiga, lesionando el tejido más superficial de esta, conocido como urotelio. La mucosa protege la vejiga contra la acumulación de bacterias, cristales y otras sustancias presentes en la orina que podrían causar infecciones o dolor.

Diagnóstico

No hay un examen o prueba de laboratorio específica para diagnosticar el síndrome de la vejiga dolorosa.

El examen urodinámico puede ayudar a detectar la enfermedad, pero no es específico para el diagnóstico de este síndrome. Otro examen, la citoscopia, permite ver el interior de la vejiga, al igual que la endoscopia permite ver el estómago.

Por otra parte, quienes padecen de este síndrome suelen presentar úlceras y pequeños sangrados en la vejiga. Esto ocurre tanto en personas que presentan síntomas, como en aquellas que no.

La biopsia tampoco es capaz de diagnosticar el síndrome, aunque puede realizarse para descartar otras enfermedades.

Finalmente, está la prueba de potasio, que evalúa la sensibilidad de la vejiga. Los resultados positivos indican una mayor sensibilidad a esta sal, aunque esto no es suficiente para determinar que se trate de síndrome de vejiga dolorosa.

El urólogo es el especialista indicado para diagnosticar y tratar casos de vejiga dolorosa.

¿Qué puede causar síndrome de la vejiga dolorosa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *