Cortisol alto: síntomas y tratamiento

Signos y síntomas

Los signos y síntomas del cortisol alto pueden incluir aumento de peso, hipertensión, pérdida de masa ósea y muscular, alteraciones de humor, depresión, cansancio, insomnio, pérdida de memoria, problemas de concentración y aprendizaje, disminución de la libido, menstruación irregular, entre otros.

Los síntomas pueden variar, dependiendo de la cantidad de cortisol y del tiempo en que los niveles permanezcan elevados en la circulación sanguínea, así como de las causas de este aumento de la concentración de otras hormonas producidas por las glándulas suprarrenales.

En algunos casos puede haber, además, signos como estrías en la piel, acné, piel grasosa, crecimiento del vello facial y en el pecho, debilidad muscular, diabetes, enfermedades cardiovasculares, trombosis, trastornos psicológicos y psiquiátricos (ansiedad, depresión, irritabilidad y ataques de pánico), semejante a lo que ocurre en el síndrome de Cushing.

Los niveles altos de cortisol también afectan el sistema inmunológico bajando las defensas del cuerpo y dejando al organismo más propenso a infecciones.

Otra característica importante de las personas con niveles de cortisol elevados es la acumulación de grasa en el abdomen. La persona sube de peso, pero la grasa se concentra en la barriga.

Tratamiento

El tratamiento de los casos de cortisol alto depende de la causa del aumento de los niveles de esta hormona. En la mayoría de los casos, el tratamiento consiste en el control del estrés y de la ansiedad.

Los cambios en el estilo de vida, como practicar actividad física regularmente, llevar una alimentación saludable y equilibrada, así como evitar situaciones que puedan desencadenar ansiedad y estrés, son medidas que ayudan a disminuir y controlar los niveles de cortisol.

Cuando el cortisol alto se debe al uso de corticoides, se debe retirar el medicamento poco a poco, según la prescripción del médico.

Para los casos en que el nivel elevado de cortisol es causado por la presencia de un tumor, el tratamiento incluye medicamentos específicos para controlar los niveles de esta hormona y cirugía para remover el tumor.

Cortisol alto: síntomas y tratamiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *