Piel descamándose. ¿Qué puede ser?

La descamación de la piel suele ser causada por la resequedad, el exceso de grasa y las alergias.

La exposición al frío y los baños calientes durante los meses de invierno dejan la piel seca, principalmente en el cuerpo. Sin embargo, es importante observar si la resequedad es temporal o persiste por más de una semana, pues puede ser señal de enfermedades como cáncer de piel e hipotiroidismo.

El aumento de la grasa de la piel también puede causar descamación debido a la deshidratación que provoca. Las áreas más afectadas son el rostro y el cuero cabelludo.

La hipersensibilidad (alergia), además de descamar la piel, suele provocar picazón y enrojecimiento en la piel.

Es importante recordar que varias dermatosis pueden manifestarse a través de la descamación de la piel, incluso aquellas que tienen origen genético.

Cada uno de estos casos requiere tratamientos diferentes, que deben ser indicados por un dermatólogo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *