Encías que sangran. Encías inflamadas

Encías que sangran: causas y tratamiento

Causas

Las encías que sangran son una señal característica de la gingivitis. Además de sangrar, las encías pueden presentar hinchazón, dolor y enrojecimiento. El sangrado ocurre principalmente al cepillas los dientes o usar hilo dental.

En algunos casos, las encías pueden retirarse y la persona puede presentar mal aliento con un sabor desagradable en la boca.

La gingivitis es una inflamación de las encías causada por bacterias. La principal causa es la falta de higiene oral, ya que favorece la acumulación de placas de bacterias y restos de alimentos en el espacio que hay entre el diente y la encía.

Al depositarse en este espacio, las bacterias y restos de alimentos forman sarro, causando irritación y aumentando la sensibilidad de la encía, que puede sangrar con mayor facilidad.

Tratamiento

El tratamiento del sangrado en estos casos debe incidir sobre la gingivitis. Para ello, es fundamental tener una buena higiene bucal, cepillando los dientes al menos dos veces al día y haciendo uso del hilo dental.

El tratamiento puede incluir, además, antiinflamatorios y antibióticos, limpieza dental, suplementos multivitamínicos, control de la diabetes y presión arterial, así como tratamientos para fortalecer las defensas.

Acuda con un dentista en caso de tener encías sangrantes para recibir el diagnóstico y tratamiento adecuados.

Encías que sangran: causas y tratamiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *