Trastorno de identidad disociativo: causas, síntomas y tratamiento

Causas

Hasta este momento, no se sabe con exactitud cuáles son las causas del trastorno de identidad disociativo, aunque se cree que puede tener su origen en traumas sufridos durante la infancia. Esta premisa parte de la hipótesis de que durante el evento traumático la persona realiza una disociación mental para protegerse, en situaciones en las que no puede defenderse ni huir. Cuando los traumas son frecuentes, este mecanismo de defensa puede desencadenar el trastorno de personalidad múltiple.

Trastorno de personalidad narcisista: identificación y tratamiento

El trastorno de personalidad narcisista se caracteriza por comportamientos, sentimientos o delirios de grandeza. Son personas con una gran necesidad de ser admiradas, aunque al mismo tiempo manifiestan una gran falta de empatía por los demás.

Los síntomas del trastorno de personalidad narcisista comienzan a manifestarse al inicio de la adultez, en diferentes contextos y situaciones.

Trastorno de personalidad dependiente: síntomas y tratamiento

Signos y síntomas

Las personas con trastorno de personalidad dependiente manifiestan una fuerte necesidad de ser cuidadas y tienen miedo a separarse. Se sienten incómodas o desamparadas cuando están solas por considerarse incapaz de cuidar de sí mismas, con temores y preocupaciones irracionales de lo que puede pasar si están solas.

Cuando terminan una relación afectiva, buscan desesperadamente una nueva relación para recibir cariño y compañía, adoptando comportamientos sumisos en sus relaciones personales.

Trastornos mentales: identificación y tratamiento

Entre los trastornos mentales más comunes se encuentran la depresión, el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno de estrés postraumático, el trastorno de pánico, la esquizofrenia y las psicosis.

Los trastornos de personalidad, como el paranoide, esquizoide, antisocial, borderline, obsesivo-compulsivo, entre otros, no se consideran trastornos mentales propiamente. No obstante, la presencia de alguno de estos puede aumentar la predisposición a tener ciertos trastornos mentales.

Trastornos de personalidad: síntomas y tratamiento

Signos y síntomas

Los signos y síntomas de los trastornos de personalidad suelen comenzar a iniciarse al final de la infancia o durante la adolescencia. Sin embargo, la confirmación del diagnóstico solamente puede darse después de los 18 años. Los síntomas con constantes a lo largo de la vida del paciente, sin periodos de remisión.

Estos pacientes presentan emociones y comportamientos inflexibles e incompatibles con las normas típicas de la sociedad. Esto dificulta su interacción con otras personas y poder actuar adecuadamente en diferentes situaciones de su vida.

Cistitis intersticial: causas y complicaciones

La cistitis intersticial es una enfermedad de causa desconocida. Sin embargo, se cree que esta enfermedad es desencadenada por daños provocados en la membrana que recubre la vejiga internamente. Estas lesiones dejan la pared de la vejiga expuesta a sustancias y toxinas presentes en la orina, causando cistitis.

Por otra parte, hay algunas enfermedades que pueden estar relacionadas al desarrollo de la cistitis intersticial, como alergias, infecciones, síndrome del intestino irritable, enfermedades autoinmunes, fibromialgia, dolores crónicos, así como factores hereditarios.

Cistitis intersticial: síntomas y tratamientos

Signos y síntomas

El principal síntoma de la cistitis intersticial es el dolor en la región pélvica (parte baja del vientre) que surge al llenarse la vejiga y desaparece después de orinar. Otros síntomas comunes incluyen necesidad urgente de orinar y dolor al orinar. Algunos pacientes, además, manifiestan una sensación de no haber vaciado la vejiga por completo después de las micciones.

La urgencia por orinar es consecuencia del dolor, que empeora a medida que la vejiga se va llenando, y no debido al miedo de perder orina.

¿Qué puede causar síndrome de la vejiga dolorosa?

El síndrome de la vejiga dolorosa es una enfermedad inflamatoria de causa desconocida, que se caracteriza por causar dolor en la región pélvica cuando se llena la vejiga, así como una necesidad constante de orinar.

Una parte importante de quienes sufren de este trastorno son personas que presentan alergias, por lo que es probable que estas tengan que ver con la causa de la enfermedad.

Síndrome de la vejiga dolorosa: síntomas y tratamiento

Signos y síntomas

Los signos y síntomas del síndrome de la vejiga dolorosa incluyen dolor pélvico prolongado (más de 6 meses), necesidad urgente de orinar y un aumento de la frecuencia urinaria durante el día y la noche.

El dolor e incomodidad ocurren debido al llenado de la vejiga y suelen aliviarse después de eliminar la orina, aunque puede continuar durante y después de la micción. Por su parte, la urgencia urinaria es consecuencia del dolor a causa de la vejiga llena y no implica un riesgo de pérdida de orina.

Vejiga neurogénica: qué es, causas, síntomas y tratamiento

¿Qué es?

La vejiga neurogénica es un conjunto de disfunciones que afectan el llenado, vaciado y la capacidad de almacenamiento de la vejiga. Ocurre en personas con enfermedades neurológicas y diabetes, provocando una pérdida de la capacidad de control de las micciones.

Los individuos con vejiga neurogénica no son capaces de percibir cuándo su vejiga está llena y, por lo tanto, no pueden eliminar la orina voluntariamente.

Cálculos en la vejiga: qué son, causas, síntomas y tratamiento

¿Qué son los cálculos en la vejiga?

Los cálculos en la vejiga o vesicales son calcificaciones en el interior de la vejiga. En la mayoría de los casos, están relacionados con la permanencia prolongada de orina en la vejiga.

Las “piedras” en la vejiga pueden aparecer aisladamente o en grupos, pudiendo presentar diferentes tamaños. Algunos cálculos, incluso, pueden permanecer fijos en las paredes internas de la vejiga, si bien casi siempre están sueltas. Pueden ocurrir en cualquier persona, incluso si no ha habido ninguna infección urinaria o defecto anatómico.

Uretritis: causas, síntomas y posibles complicaciones

Causas

La uretritis es una inflamación o infección de la uretra, que es el conducto por el cual la orina pasa desde la vejiga hasta el exterior del cuerpo. La uretritis inflamatoria es causada principalmente por traumatismos provocados por la introducción de objetos en la uretra. No obstante, una parte importante de las uretritis son infecciosas y son causadas principalmente por las bacterias clamidia y gonococo, aunque pueden también ser ocasionada por cirus, hongos y protozoairos.

Dolor en la uretra: posibles causas y tratamiento

Posibles causas

El dolor en la uretra puede ser causado por una uretritis. Se trata de una inflamación o infección en el conducto (uretra) que recorre la orina desde la vejiga hasta el exterior del cuerpo.

Además de dolor o ardor en la uretra, puede haber salida de una secreción blanquizca o amarillenta con olor fétido, sobre todo al orinar, además de una necesidad constante de orinar, aunque sin poder eliminar toda la orina.

Falta de vitamina D: síntomas y complicaciones

Los síntomas de la insuficiencia de vitamina D pueden incluir cansancio, debilidad muscular y dolor crónico. En niños, la falta de esta vitamina puede retrasar su crecimiento y causar raquitismo, una enfermedad que provoca deformidades óseas. En adultos provoca osteomalacia. Ambas enfermedades debilidad los huesos, volviéndolos frágiles y quebradizos.

Si bien la falta de vitamina D puede no manifestar signos y síntomas en algunos casos, esta no deja de tener consecuencias.

Insuficiencia adrenal: síntomas y causas

¿Cuáles son los síntomas de la insuficiencia adrenal?

Los signos y síntomas de la insuficiencia adrenal pueden incluir cansancio al realizar tareas simples, malestar general, debilidad, náuseas, vómito, dolor abdominal, diarrea, estreñimiento, hipotensión e hipoglucemia, desmayos, deshidratación, oscurecimiento de la piel, choque cardiocirculatorio y bajos niveles de sodio en el plasma sanguíneo.

¿Cuáles son las causas de la insuficiencia venosa?

La insuficiencia venosa es una enfermedad que se caracteriza por una serie de signos y síntomas derivados del reflujo u obstrucción del flujo de sangre dentro de las venas. Afecta principalmente las piernas, pudiendo originarse por anomalías en las venas superficiales y profundas.

Entre los factores de riesgo para desarrollar esta condición están: ser mujer, edad avanzada, embarazos múltiples, sobrepeso y antecedentes de insuficiencia venosa en la familia.

Insuficiencia mitral: síntomas y tratamiento

Signos y síntomas

Los signos y síntomas de la insuficiencia mitral pueden incluir falta de aire, cansancio al realizar esfuerzo físico, soplo, palpitaciones, hinchazón en los tobillos o en los pies, pérdida de la consciencia y, en casos graves, la muerte.

Sin embargo, no todas las personas con insuficiencia mitral manifiestan síntomas, pues estos dependen de la velocidad de la evolución y de la gravedad del problema.

¿Cuáles son las causas de la insuficiencia mitral?

Las principales causas de insuficiencia mitral son las alteraciones degenerativas, que debilitan los tejidos que conectan la válvula mitral al corazón. Debido a esto, la válvula pierde sustento y firmeza, impidiendo que se pueda cerrar completamente.

No obstante, existen otras enfermedades y condiciones que pueden causar insuficiencia mitral, como prolapso de la válvula mitral, degeneración de las membranas, ruptura de los tendones que sostienen la válvula, infarto, insuficiencia cardiaca, infecciones (endocarditis), enfermedad de Barlow y fiebre reumática.

Algunos factores de riesgo que favorecen la aparición de insuficiencia mitral son la edad avanzada, enfermedades cardiacas o coronarias, defectos congénitos, fiebre reumática, infarto y el uso de ciertos medicamentos.

¿Qué es la válvula mitral?

El corazón tiene cuatro válvulas: aórtica, pulmonar, tricúspide y mitral. Dos se localizan entre las cámaras cardiacas (tricúspide y mitral) y las otras dos donde comienzan las arterias aorta y pulmonar.  La función de las válvulas es mantener y controlar la entrada y salida de sangre del corazón, así como el flujo de sangre entre sus cámaras.

La válvula mitral, también conocida como bicúspide, separa el atrio izquierdo del ventrículo izquierdo. El atrio izquierdo es la cámara del corazón por donde entra la sangre proveniente del pulmón, rica en oxígeno. Del atrio izquierdo, la sangre pasa al ventrículo izquierdo, desde donde es bombeado hacia el resto del cuerpo. Así, la función de la válvula mitral es permitir el paso de sangre del atrio hacia el ventrículo y después impedir que la sangre vuelva al atrio cuando es bombeado por el ventrículo.

Durante el paso del flujo sanguíneo entre las cámaras, la válvula se abre; en el momento en que la sangre es bombeada al resto del cuerpo, se cierra para impedir que la sangre regrese.

Este control del flujo de sangre se realiza por medio de movimientos de apertura y cierre de las membranas que componen las válvulas cardiacas.

En la insuficiencia mitral, las estructuras que sostienen estas membranas o las propias membranas se ven comprometidas. Debido a esto, la válvula no puede cerrarse completamente y la sangre vuelve al atrio, sin poder llegar al ventrículo.

Los síntomas pueden incluir falta de aire, cansancio al realizar esfuerzo físico, soplo, palpitaciones, hinchazón en los tobillos o en los pies, pérdida de la consciencia y, en casos graves, la muerte.

 

Insuficiencia hepática: causas y síntomas

Causas

La insuficiencia hepática es causada por lesiones graves en el hígado. Concretamente, las causas son muy variadas e incluyen hepatitis virales, uso de determinados medicamentos, enfermedades metabólicas, linfoma, metástasis hepáticas, exposición a sustancias tóxicas, interrupción de la irrigación sanguínea del hígado, entre otras.

La función del hígado es metabolizar hormonas, medicamentos, vitaminas, bilirrubina, entre otras sustancias producidas por el cuerpo o externas.

Insuficiencia respiratoria: síntomas y tratamiento

Signos y síntomas

Los signos y síntomas de la insuficiencia respiratoria varían dependiendo de su causa. No obstante, en la gran mayoría de los casos se observa falta de aire y aumento del ritmo cardiaco y respiratorio.

La insuficiencia es consecuencia de la incapacidad de eliminar el dióxido de carbono y oxigenar adecuadamente el cuerpo. Esta falta de oxígeno y exceso de CO2 llevan al organismo a trabajar demás para compensar este desequilibrio, aumentando el pulso cardiaco y la frecuencia de las respiraciones.

¿Cuáles son las causas de la insuficiencia respiratoria?

La insuficiencia respiratoria ocurre a causa de enfermedades y condiciones que impiden la correcta oxigenación del cuerpo y eliminación del dióxido de carbono por parte de los pulmones. Entre estos padecimientos que afectan al sistema respiratorio están la insuficiencia cardiaca congestiva, accidente cerebrovascular, neumonía, asma, bronquitis, EPOC, embolia pulmonar, entre otros.

Por otro lado, la insuficiencia cardiaca puede ser provocada por la debilidad de los músculos respiratorios, sobre todo del diafragma; obstrucción de las vías respiratorias, lesiones en los pulmones, en las costillas o en los tejidos cercanos a los pulmones.

Quienes padecen insuficiencia respiratoria, ya sea aguda o crónica, presentan niveles de CO2 sanguíneo anormales. Por ello, los principales signos y síntomas suelen ser la falta de aire y el aumento del ritmo cardiaco y respiratorio.

Se considera insuficiencia respiratoria cuando la presión parcial de oxígeno (PaO2) es menor a 60 mmHg y la presión parcial de dióxido de carbono (PaCO2) es superior a 50 mmHg.

Insuficiencia respiratoria aguda

Cuando la insuficiencia se desarrolla súbitamente, se le considera aguda. La respiración se deteriora rápidamente y los síntomas son más intensos; es común presentar alcalosis o acidosis.

Insuficiencia respiratoria crónica

Los signos y síntomas se manifiestan gradualmente a lo largo de meses o años. Los síntomas son más leves y pueden incluso pasar desapercibidos. No suele haber acidosis ni alcalosis.

Cáncer de vejiga: síntomas y tratamiento

Signos y síntomas

Los principales signos y síntomas del cáncer de vejiga son la presencia de sangre en la orina, dolor al orinar y una necesidad constante y urgente de orinar. Asimismo, al orinar, la persona tiene dificultad o no es capaz de eliminar la orina.

Cuando el cáncer se encuentra ya en una fase avanzada, puede haber dolor en la región pélvica, hinchazón en los miembros inferiores y sangrado rectal.