¿Cuáles son los tipos de anemia y sus síntomas?

Los principales tipos de anemia son la ferropénica, hemolítica, falciforme, microcítica, sideroblástica, de Fanconi, perniciosa, aplasia medular, aplásica y megaloblástica. Los síntomas pueden incluir debilidad, dolor de cabeza, irritabilidad, cansancio, dificultad para realizar actividad física, entre otros.

Las anemias se caracterizan por la disminución de la cantidad de glóbulos rojos o de hemoglobina dentro de los glóbulos rojos de la sangre, también conocidos como eritrocitos o glóbulos rojos.

Anemia ferropénica: qué es, causas, síntomas y tratamiento

¿Qué es la anemia?

Del punto de vista técnico, anemia significa reducción de la concentración de hemoglobina en los eritrocitos, que son los glóbulos rojos de la sangre. La hemoglobina es una proteína especial y es responsable de la vinculación con el oxígeno para que la sangre puede transportar el oxígeno de los pulmones a todo el cuerpo. Cuando la persona padece anemia, tiene una menor oxigenación del organismo.

¿Cómo saber si tengo anemia?

La anemia es detectada por medio de el examen clínico y es confirmada en el hemograma, que es un examen de sangre de laboratorio.

La anemia es la reducción de la cantidad de glóbulos rojos en la sangre. Puede estar presente en algunas enfermedades crónicas, en la deficiencia de hierro o tras pérdidas de sangre (hemorragias).

¿La anemia puede volverse leucemia?

No, la anemia no puede volverse leucemia. Incluso si el paciente no recibiera tratamiento, el riesgo de que una anemia se convierta en leucemia es inexistente. No obstante, existe una relación entre las dos enfermedades ya que la anemia puede ser causada por la leucemia. El afectado descubre que tiene anemia y más tarde es diagnosticada con leucemia, lo que puede hacerla pensar que la primera se convirtió en la segunda, cuando en realidad era un síntoma de la leucemia.

¿Qué es la anemia aplásica y cómo se trata?

La anemia aplásica es una enfermedad grave y rara caracterizada por la reducción de la producción de glóbulos rojos por la médula ósea. es hereditaria, es decir, que se transmite de padres a hijos.

Este padecimiento ocurre debido a una desregulación del sistema inmunológico, el cual ataca a las células de la médula ósea.

¿Qué es la anemia de Fanconi, cuáles son sus síntomas y cómo se trata?

La anemia de Fanconi es un tipo de anemia aplástica hereditaria caracterizada por la reducción de las células de la sangre: glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas.

En esta enfermedad suele ser parte de un cuadro más grande. Los niños que la padecen nacen con aplasia medular, además de otros padecimientos como: malformaciones urológicas en los riñones, microcefalia y retraso en el desarrollo.