¿La apendicitis durante el embarazo es peligroso?

La apendicitis representa un riesgo durante el embarazo cuando el diagnóstico no se realiza a tiempo, pudiendo causar una perforación del apéndice y, como consecuencia de esto, una infección completa del abdomen (peritonitis).

La apendicitis aguda es una de las situaciones en las cuales se debe operar a la mujer embarazadas.

Apendicitis supurada: qué es y cuáles son sus riesgos

La apendicitis supurada se refiere al rompimiento del apéndice inflamado, que aumenta en gran medida los riesgos de complicaciones que pueden, incluso, llevar a la muerte.

La apendicitis supurada ocurre cuando la cirugía no se realiza a tiempo y el apéndice supura, es decir, expulsa pus, cargado de bacterias y fluidos inflamatorios en la cavidad abdominal. Existe también el riesgo de derrame de heces debido a la supuración del apéndice.

¿Cuáles son los síntomas de la apendicitis aguda?

Los síntomas de la apendicitis aguda generalmente inician con un dolor abdominal en la región del estómago o cerca del ombligo, después pasan a la región inferior y lateral derecha de la barrica (fosa ilíaca derecha), pudiendo agravarse al toser o al caminar. La falta de apetito, mareos y vómitos, así como la fiebre aparecen uno o dos días después del inicio de los dolores; también puede haber distensión abdominal, exceso de gases y dificultad para evacuar.