¿Cuáles son los signos del carcinoma basocelular?

El carcinoma basocelular se caracteriza por la presencia de un bulto o protuberancia brillante en la piel, con una coloración rosada o traslúcida, muchas veces con pequeños vasos sanguíneos visibles en la superficie. Puede sangrar y causar heridas de difícil cicatrización, que normalmente permanecen abiertas por mucho tiempo.

Sin embargo, los signos y síntomas del carcinoma varían de acuerdo con el subtipo de cáncer del que se trate (recordemos que el carcinoma es un tipo de cáncer de piel). Las lesiones pueden ser planas y rojizas, parecidas a las que se manifiestan en reacciones alérgicas, o ser abultadas, brillantes, de color rosaceo o rojizo. Es común que se formen costras en el centro del tumor.

Carcinoma basocelular nodular: signos, diagnóstico y tratamiento

El carcinoma basocelular nodular es un tipo de cáncer de piel. Estos tipos de cáncer se encuentran entre las formas menos graves de tumores malignos que afectan la piel, ya que su crecimiento es lento y el riesgo de metástasis (diseminación hacia otras partes del cuerpo) es muy bajo.

Los carcinomas basocelulares se originan en la capa basal de la epidermis, que es la parte más superficial de la piel. Se trata del tipo más común de cáncer de piel y es, además, más frecuente en personas de piel clara que se exponen mucho al sol por largos periodos y sin protección.

Cáncer de colon: signos, síntomas y tratamiento

¿Cuáles son los signos y síntomas del cáncer de colon?

Los signos y síntomas del cáncer de colon pueden incluir pérdida de sangre a través de las heces, dolor abdominal, náuseas, vómitos, gases intestinales dolorosos, cambios en el ritmo intestinal, diarrea alternada con estreñimiento, heces oscuras y anemia.

Puede manifestarse también la presencia de una masa palpable (y en ocasiones visible) en el abdomen. En algunos casos, el paciente puede sentir debilidad y cansancio excesivo.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de piel?

Los signos y síntomas del cáncer de piel varían dependiendo del tipo de cáncer. Los más frecuentes son los melanomas y los carcinomas, cuyas manifestaciones pueden incluir manchas o heridas que sangran y no cicatrizan, con bordes irregulares y que pueden tener más de un color en la misma lesión (negro, marrón, rojo).

El dolor no siempre está presente en los cánceres de piel y las lesiones pueden ser lisas, planas, rugosas o abultadas, de acuerdo con el tipo de tumor.

Neuroblastoma: qué es y cuáles son sus síntomas

¿Qué es el neuroblastoma?

El neuroblastoma es un tipo de cáncer que se origina en el sistema nervioso simpático. Se trata de una clase de tumor que se inicia en células nerviosas jóvenes, por lo que es común en bebés y niños de menos de 4 años, pudiendo incluso manifestarse desde el nacimiento.

El sistema nervioso simpático forma parte del sistema nervioso autónomo, Entre sus funciones están el aumento de la frecuencia cardiaca, de la presión arterial y de la producción de adrenalina, así como la estimulación del metabolismo del cuerpo.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de boca?

Los principales signos y síntomas del cáncer de boca son la aparición de heridas, bultos e hinchazón en los labios, paladar, encías, lengua, glándulas salivales o amígdalas.

Las heridas producto del cáncer bucal no cicatrizan. Otros síntomas que pueden hacerse presentes en este tipo de tumores malignos son: sensación de adormecimiento en cualquier parte de la boca, sangrado sin razón aparente, dolores prolongaros en la boca y manchas blanquizcas o rojizas en la cavidad bucal o en los labios.

¿Cómo se trata el cáncer en la sangre?

El cáncer en la sangre puede ser curado, dependiendo de tipo de cáncer y del momento de su diagnóstico. El mieloma múltiple no posee una cura definitiva, mientras que en las leucemias y los linfomas la probabilidad de cura aumenta cuanto más precoz sea el diagnóstico.

El mieloma múltiple se trata con quimioterapia, hemodiálisis, corticoides, inmunomoduladores, antibióticos, monoclonales y medicamentos para estimular la producción de glóbulos rojos, además de trasplante de médula ósea. El método de tratamiento se define dependiendo de los síntomas y complicaciones presentados por el paciente.

Tipos de cáncer en la sangre y sus síntomas

Los tipos de cáncer en la sangre más comunes son los linfomas, las leucemias y los mielomas múltiples. Muchas veces, el cáncer sanguíneo no manifiesta síntomas en sus fases iniciales, principalmente las leucemias y los linfomas. No obstante, cuando se hacen presentes, los signos y síntomas pueden incluir fiebre, cansancio, dolor en los huesos, infecciones frecuentes, bultos (ganglios linfáticos inflamados) en el cuello, axilas, ingle o detrás de las rodillas, manchas rojas en la piel, pérdida de peso, entre otros.

¿El estreñimiento puede ser cáncer?

Sí, el estreñimiento puede ser un síntoma de cáncer intestinal. En estos casos, la constipación puede alternar con diarrea y la persona presenta además anemia, debilidad, cólicos, pérdida de peso, sangre o moco en las heces, pérdida del apetito, dolor en el estómago, entre otros síntomas.

Es importante recordar que estos síntomas suelen manifestarse solamente cuando la enfermedad está avanzada, ya que el cáncer intestinal no suele mostrar síntomas en la fase inicial. Además, la alteración de los hábitos intestinales (estreñimiento o diarrea) en estos casos no está asociada a la alimentación.

¿El quiste en el hígado puede volverse canceroso?

El riesgo de que un quiste en el hígado se vuelva canceroso es bajo, ya que la gran mayoría de los quistes hepáticos es benigna y no presenta riesgos de transformación maligna. No obstante, algunos tipos de quiste, como el cistoadenoma, pueden transformarse en cáncer en algunos casos.

Los cistoadenomas son considerados tumores precancerígenos, con potencial para transformarse en tumores malignos conocidos como cistoadenocarcinomas. Afortunadamente, los adenomas representan solamente el 5% de los quistes hepáticos.

Cáncer de próstata: qué es y cuáles son sus síntomas

¿Qué es el cáncer de próstata?

El cáncer de próstata es un tumor maligno que afecta la próstata, una glándula que se encuentra dolamente en hombres, localizada delante del recto y debajo de la vejiga. Se trata del tipo de cáncer más común en hombres y ocurre principalmente en individuos con más de 60 años.

Gran parte de los tumores malignos de próstata crece lentamente, pudiendo tomar hasta 15 años para alcanzar 1 cm. En estos casos, el cáncer no manifiesta síntomas ni causa riesgos a la salud, por lo que, en ocasiones, el paciente muere por otras razones antes de sufrir perjuicios. Sin embargo, hay situaciones en los que el tumor crece rápidamente y se disemina hacia otros órganos, pudiendo causar la muerte.

Carcinoma epidermoide: qué es y cómo se trata

¿Qué es el carcinoma epidermoide?

El carcinoma epidermoide es un tumor maligno que se origina en las células epiteliales de la piel y en la capa escamosa de las mucosas (esófago, laringe, boca, recto, pulmones, cuello uterino, etc.).

Es imposible determinar si es curable sin saber su localización y la fase del tumor. Generalmente, tienen mayor probabilidad de cura:

Carcinoma basocelular: qué es y cómo se trata

¿Qué es el carcinoma basocelular?

El carcinoma basocelular es un tipo de cáncer de piel, originado en la capa basal de la epidermis, que se constituye por células especializadas en constante multiplicación, o en los apéndices cutáneos (vellos, glándulas sebáceas o sudoríparas, por ejemplo).

Es el tipo de cáncer de piel más común, afecta a más hombres que mujeres y personas con piel clara con antecedentes de repetidas y prolongadas exposiciones al sol sin protección.

¿Qué significa cáncer in situ?

El cáncer in situ es el cáncer en su primera etapa, cuando aún no ha invadido estructuras profundas. Normalmente presenta un buen pronóstico, ya que el riesgo de metástasis es prácticamente nulo y el tratamiento muchas veces es curativo.

Carcinoma espinocelular: síntomas y tratamiento

¿Cuáles son los síntomas del carcinoma espinocelular?

El carcinoma espinocelular de la piel suele caracterizarse por los siguientes síntomas:

  • Bulto o tumor de coloración rojiza, superficie áspera y con borde endurecido y amarillento;
  • Lesión que sangre y no cicatriza (úlcera);
  • Herida de crecimiento rápido;
  • Lesiones localizadas en las áreas de exposición solar: rostro, cuello, dorso, brazos y piernas.

Los factores de riesgo para su sufrimiento son:

¿Qué es el carcinoma ductal?

El carcinoma ductal de mama es un tumor derivado de las células que revisten los ductos mamarios; representa entre el 80 y 90% de los casos de cáncer de mama.

El carcinoma puede clasificarse como:

  • In situ o intraductal: cuando hay proliferación de células malignas dentro de un ducto, sin sobrepasar los límites de la membrana basal y sin invadir las estructuras profundas.
  • Invasor: cuando las células malignas invaden las estructuras además de la membrana basal.

Cáncer de mama: signos, síntomas y tratamiento

¿Cuáles son los signos y síntomas del cáncer de mama?

A continuación, aparecen listados los síntomas del cáncer de mama. Sin embargo, es importante señalar que, si bien estos síntomas son considerados de alerta, no indican necesariamente la existencia de cáncer, pudiendo ser causados por condiciones benignas.

Adenocarcinoma: qué es, síntomas y tratamiento

¿Qué es el adenocarinoma?

El adenocarcinoma es un tumor maligno, que se deriva de las células glandulares epiteliales secretoras. Este tumor puede afectar diferentes órganos del cuerpo humano, como pulmones, intestinos, páncreas, hígado, cuello del útero, mamas, esófago, estómago, próstata, vesícula biliar, entre otros.

Los adenocarcinomas son, por lo general, un tipo de cáncer agresivo. Su remoción quirúrgica es bastante difícil, por lo que el pronóstico suele ser desfavorable.

¿El cáncer es genético?

, el cáncer es genético. Esto quiere decir que se transmite de padres a hijos, aunque esto solamente ocurre en el 5 al 10% de los casos. Una buena parte de los casos de cáncer se debe a condiciones ambientales, es decir, alteraciones genéticas que las células sufren a lo largo de la vida, que no han sido heredadas.