Esguince de muñeca: cómo identificarlo y qué hacer

El “esguince de muñeca” es un síntoma generalmente provocado por traumas y esfuerzos (fracturas, entorsis, tendinitis), que pueden haber lesionado estructuras de la muñeca, como huesos y ligamentos.

Los principales síntomas del esguince de muñeca son dolor − en la muñeca o mano−, pérdida de la fuerza de la mano e inestabilidad de la articulación de la muñeca, limitando los movimientos. En algunos casos, puede haber, además, inflamación e hinchazón local.

El primer paso del tratamiento de los esguinces de muñeca es la inmovilización. El dolor y la hinchazón también pueden ser aliviados con la aplicación de hielo en la muñeca por 20 minutos, cada 2 horas.

La fisioterapia es también de gran ayuda, sobre todo en casos en que la recuperación es más lenta. Los ejercicios ayudarán a la realización de los movimientos, así como a aumentar la fuerza muscular y estabilidad articular.

Sin embargo, el tratamiento concreto de los esguinces de muñeca depende de la gravedad. En las lesiones más leves, puede bastar con guardar reposo y tomar analgésicos para aliviar el dolor. En los casos más graves, por otra parte, puede ser necesario someterse a cirugía.

Si los síntomas persisten, consulte a un ortopedista para evaluar el caso e indicar el tratamiento más apropiado.

Esguince de muñeca: cómo identificarlo y qué hacer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *