¿Es posible evitar enfermedades genéticas y hereditarias?

Sí, hay maneras de evitar enfermedades genéticas y hereditarias. A través de un método conocido como asesoramiento genético, la persona recibe información sobre las características de la enfermedad, la probabilidad y el riesgo de desarrollarla o transmitirla, así como las opciones de prevención o mejora de la condición.

Se trata de un método complejo pero importante, que debe ser realizado por un especialista en genética clínica.

Cabe recordar que todas las enfermedades hereditarias son genéticas, pero no todas las enfermedades genéticas son hereditarias. Esto quiere decir que las enfermedades hereditarias (transmitidas de padres a hijos) siempre se deben a algún problema en los genes del individuo, lo cual favorece el desarrollo de la enfermedad. Sin embargo, las enfermedades genéticas no necesariamente son heredadas, ya que pueden surgir por primera vez en un miembro de la familia, como es el caso del síndrome de Down.

Además del asesoramiento genético, existen maneras de hacer menos graves las enfermedades genéticas hereditarias o por lo menos bajo control.

Por ejemplo, cuando el paciente sabe que en su familia hay casos de colesterol alto o diabetes, debe llevar una alimentación adecuada para evitar el surgimiento o agravamiento de estos problemas. Lo mismo aplica para todas las enfermedades con una vertiente genética, desde alergias hasta cáncer.

No obstante, cabe resaltar que el hecho de que alguien tenga predisposición a desarrollar una enfermedad no significa, obligatoriamente, que irá a desarrollarla. La probabilidad de que estas enfermedades se manifiesten también depende de la interacción con el ambiente y de los hábitos de cada persona.

¿Es posible evitar enfermedades genéticas y hereditarias?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *