¿Para qué sirve la prueba de transaminasa glutámico oxalacética?

La prueba de transaminasa glutámico oxalacética, también conocida como TGO (AST), se usa para detectar problemas y enfermedades en el hígado y en la bilis. La TGO es una enzima que se encuentra en todo el cuerpo, aunque se concentra en mayor cantidad en el hígado. Por ello, cuando este órgano sufre alguna lesión, la TGO es liberada a la corriente sanguínea y el examen presenta valores altos.

¿Cuáles son los principales tipos de examen de sangre y para qué sirven?

Existen diferentes tipos de examen de sangre y cada uno de ellos se emplea para evaluar diferentes parámetros. Los exámenes de sangre se usan para evaluar el funcionamiento de diferentes órganos y glándulas como el páncreas, hígado y riñones; detectar enfermedades como cáncer, anemia y diabetes; evaluar los niveles de colesterol, glucosa, ácido úrico, entre muchas otras cosas.

Entre los exámenes de sangre más usados están el hemograma, examen de colesterol, triglicéridos, glucosa, ácido úrico, urea, creatinina, VIH y PSA.

¿El hemograma completo detecta ETS?

No, el hemograma completo no detecta ETS. El hemograma puede ayudar en el diagnóstico de otras enfermedades, como la anemia, leucemia, inflamaciones e infecciones, alteraciones en el sistema inmunológico, entre otras, pero no enfermedades de transmisión sexual.

Para detectar enfermedades de transmisión sexual (ETS), es necesario realizar exámenes de sangre específicos para el virus o agente causante de la infección.

VHS alto: ¿Qué puede causarlo?

Un valor alto de VHS puede ser señal de infecciones causadas por virus o bacterias o bien procesos inflamatorios. Sin embargo, cuando los valores se encuentran muy elevados (sobre los 100 mm/h), es casi un hecho que la persona tiene una infección, polimialgia reumática, artritis temporal, inflamación en el tejido conectivo o cáncer.

TSH baja: ¿Qué puede ser?

La TSH (tirotropina) puede presentar niveles bajos en diferentes situaciones: principalmente en el hipertiroidismo o por el uso excesivo o inadecuado de la hormona tiroidea exógena (en el tratamiento del hipotiroidismo en dosis superiores a las necesarias para el control de la enfermedad, por ejemplo). También puede disminuir con el uso de glucocorticoides, levodopa o dopamina, así como en casos de estrés, o más raramente cuando la glándula que produce la hormona (hipófisis) o el hipotálamo, que produce el TRH (que estimula la síntesis del TSH hipofisario, no funcionan adecuadamente (hipotiroidismo secundario o terciario, respectivamente).

Eritrocitos bajos en el hemograma: ¿Qué puede ser?

Los niveles bajos de eritrocitos en el hemograma son una señal de anemia o pérdida de sangre. Cuando los valores están debajo de lo normal, significa que los eritrocitos, también conocidos como glóbulos rojos, no están siendo producidos en una cantidad adecuada o están siendo destruidos rápidamente. Los niveles bajos de eritrocitos también pueden observarse tras pérdidas importantes de sangre.

RDW bajo en el hemograma. ¿Qué puede ser?

Los niveles bajos de RDW en el hemograma son una señal de que los glóbulos rojos de la sangre presentan poca variación en su tamaño, lo cual puede descartar la presencia de anemia, ya que en estos casos los valores de RDW suelen estar elevados.

El RDW sirve para medir la variación de tamaño entre los eritrocitos, también conocidos como glóbulos rojos. RDW son las siglas en inglés para Red Cell Distribution Width, que en español se traduce a Amplitud de distribución de los glóbulos rojos.

CHCM alta. ¿Qué puede ser?

Los niveles altos de CHCM en el hemograma indican que hay más hemoglobina de lo normal en los glóbulos rojos, también conocidos como eritrocitos. Por lo tanto, estas células se tornas más oscuras y se les denomina hipercrómicas. En los casos de anemia, se le llama anemia hipercrómica.

Otras condiciones que pueden provocar niveles altos de CHCM (concentración de la hemoglobina corpuscular media) son los problemas en la tiroides y consumo excesivo de bebidas alcohólicas.

CHCM baja. ¿Qué puede ser?

Los niveles bajos de CHCM en el hemograma indican la presencia de poca hemoglobina en los glóbulos rojos, por lo que son señal de anemia. Esto puede ocurrir debido a la disminución de la producción de estas células en la sangre, una mayor velocidad de su destrucción o por hemorragias.

Cuando los valores de CHCM (concentración de la hemoglobina corpuscular media) están bajos, los eritrocitos se tornan claros y se les denomina hipocrómicos. En el caso de la anemia, se le conoce como anemia hipocrómica.

Eritrocitos altos en el hemograma: ¿Qué significa?

Los niveles elevados de eritrocitos no tienen mucha relevancia clínica, ya que en muy pocos casos son señal de alguna enfermedad. Por otro lado, una disminución del número de glóbulos rojos es señal de anemia.

El aumento del número de glóbulos rojos es denominado eritrocitosis o poliglobulia. Sus principales causas son el tabaquismo, la hipoxemia arterial crónica y los tumores. Otras condiciones menos comunes que pueden elevar en nivel de eritrocitos son los casos de quemaduras, diarrea o uso de medicamentos diuréticos.

Neutrófilos segmentados bajos. ¿Qué puede causarlo?

Los neutrófilos segmentados bajos en el leucograma puede ser señal de infecciones o enfermedades de la sangre. No obstante, el nivel de segmentados puede ser bajo debido al tratamiento con quimioterapia, alcoholismo, estrés, uso de ciertos medicamentos, entre otras condiciones.

Los neutrófilos segmentados son células de defensa del sistema inmunológico conocidos como glóbulos blancos o leucocitos. Existen 5 tipos de leucocitos: eosinófilos, basófilos, linfocitos neutrófilos y monocitos. En el caso de los neutrófilos segmentados, se trata de neutrófilos maduros. Los inmaduros son conocidos como bastones.

Leucograma: para qué sirve y cuáles son sus valores de referencia

¿Qué es el leucograma?

El leucograma es parte del hemograma completo y sirve para verificar el número de glóbulos blancos presentes en la sangre y evaluar sus características.

Los glóbulos blancos, también conocidos como leucocitos, son células de defensa del organismo que protegen el cuerpo contra agentes externos, microorganismos invasores y células cancerosas.

¿Qué significa CHCM en el hemograma?

CHCM son las siglas para Concentración de la Hemoglobina Corpuscular Media. En el hemograma, los valores de la CHCM ayudan a verificar la cantidad de hemoglobina presente en los glóbulos rojos, también conocidos como eritrocitos.

La hemoglobina es una proteína que se une al oxígeno, permitiendo a los eritrocitos ejecutar su función de transportar el oxígeno de los pulmones a los tejidos del cuerpo.