¿Cuáles son los principales tipos de examen de sangre y para qué sirven?

Existen diferentes tipos de examen de sangre y cada uno de ellos se emplea para evaluar diferentes parámetros. Los exámenes de sangre se usan para evaluar el funcionamiento de diferentes órganos y glándulas como el páncreas, hígado y riñones; detectar enfermedades como cáncer, anemia y diabetes; evaluar los niveles de colesterol, glucosa, ácido úrico, entre muchas otras cosas.

Entre los exámenes de sangre más usados están el hemograma, examen de colesterol, triglicéridos, glucosa, ácido úrico, urea, creatinina, VIH y PSA.

Hemograma

El hemograma analiza los leucocitos (glóbulos blancos), los eritrocitos (glóbulos rojos) y las plaquetas. Se usa para auxiliar el diagnóstico y dar seguimiento a enfermedades como la anemia, leucemia, infecciones e inflamaciones, problemas de inmunidad, entre otras.

Glóbulos rojos

Los glóbulos rojos transportan el oxígeno a través de la circulación sanguínea.

Cuando el nivel de eritrocitos es alto, la sangre puede tornarse “espesa” y afectar el funcionamiento de las otras células de la sangre. Por otro lado, cuando la cantidad de glóbulo rojos se reduce, puede indicar una hemorragia o anemia

Glóbulos blancos

Los glóbulos blancos forman parte del sistema inmunológico. Son células de defensa que protegen el cuerpo contra enfermedades, inflamaciones e infecciones.

Cuando el hemograma detecta niveles elevados de glóbulos blancos (leucocitosis), puede ser señal de alguna infección, cáncer (leucemia), ataque cardiaco o bien muerte de algún tejido del cuerpo.

La leucopenia, por otra parte, se caracteriza por una cantidad baja de glóbulos blancos (leucopenia) y puede tener diferentes causas, como infecciones virales, tratamientos contra el cáncer, ingesta de mercurio, fiebre tifoidea, sarampión, hepatitis, rubeola, entre otras.

Plaquetas

Las plaquetas actúan en la coagulación sanguínea. El análisis de estas células en el hemograma sirve para verificar la capacidad que tiene la sangre para coagular cuando ocurre un sangrado, además de detectar las causas del aumento o disminución de la cantidad de estas células.

VIH

La prueba de sangre usada para detectar el virus del VIH, causante del SIDA, detecta anticuerpos producidos por el organismo para combatir el virus. Cuando el resultado de lexamen es “no reactivo”, significa que no se encontraron anticuerpos contra el virus en la sangre del individuo. Por lo tanto, el resultado en estos casos es “negativo’ para VIH.

Sin embargo, el hecho de que este análisis arroje un resultado negativo no significa que la persona no esté infectada. Los resultados falso-negativos son comunes, principalmente al inicio de la enfermedad o en el periodo conocido como “ventana inmunológica” del VIH.

Cuando, por otra parte, el resultado del examen es positivo, suele indicarse la realización de otro examen para confirmar el diagnóstico. Este examen es más preciso, ya que no detecta anticuerpos, sino material genético del virus.

Colesterol

El examen de colesterol analiza tres tipos de colesterol: VLDL, LDL y HDL. Los dos primeros son considerados “malos”, mientras que el HDL es conocido como “colesterol bueno”.

Cuando los niveles de LDL y VLDL (colesterol malo) están altos, pueden formarse placas de grasa dentro de las arterias, las cuales pueden obstruir el flujo de sangre, aumentando así el riesgo de derrames e infarto.

El HDL, por su parte, es considerado “bueno” porque no forma placas de grasa y puede remover de la circulación el LDL.

Triglicéridos

Los triglicéridos son grasas prevenientes de la alimentación que también se producen por el organismo. El examen de triglicéridos es importante para evaluar el riesgo de enfermedades cardiovasculares, ya que cuando sus niveles están elevados pueden formarse placas de grasa en las paredes internas de las arterias, al igual que con el colesterol.

En  algunos casos, además, el nivel elevado de triglicéridos puede causar inflamación del páncreas.

Glucosa

El examen de glucosa sirve para evaluar los niveles de glucosa (azúcar) en la sangre, pudiendo también usarse para diagnosticar diabetes y otras alteraciones metabólicas.

Cuando la glucosa muestre niveles elevados (hiperglucemia), puede indicar diabetes. En la hipoglucemia, por el contrario, los niveles de glucosa están bajos y, en la mayoría de los casos, se trata de un efecto colateral de tratamientos con insulina o hipoglucemias orales.

Ácido úrico

El ácido úrico es un producto del metabolismo de las purinas, una sustancia presente en las células y que forman parte del material genético de estas.

El consumo excesivo de carne y bebidas alcohólicas puede aumentar los niveles de ácido úrico, pudiendo causar episodios de gota. Cuando el ácido úrico se encuentra alto, puede haber también formación de piedras en los riñones.

Urea

La urea es un producto del metabolismo de las proteínas. Se produce en el hígado y se elimina por la orina. El examen de urea evalúa el función de los riñones, ya que los niveles elevados de urea pueden indicar que los riñones han perdido la capacidad de filtrar la sangre adecuadamente, provocando una acumulación de urea en la circulación.

No obstante, el examen de urea no es muy preciso para evaluar la función renal, ya que la urea puede elevarse dependiendo de la alimentación y el nivel de hidratación del individuo, así como en casos de infecciones, enfermedades hepáticas, embarazo, entre otras enfermedades y condiciones.

Cuando los resultados del examen de urea muestran valores bajos, puede ser una señal de desnutrición, bajo consumo de proteína, insuficiencia hepática, embarazo, entre otras enfermedades y condiciones.

Ya que los niveles de urea en la sangre pueden elevarse o disminuir en diferentes situaciones, es común pedir junto con este análisis un examen de creatinina, que es más útil para evaluar la función de los riñones.

Creatinina

La creatinina resulta de la degradación de una sustancia presente en los músculos. Cuanta más masa muscular posea la persona, mayor será la cantidad de creatinina en la circulación.

Buena parte de la creatinina se filtra en los riñones, por lo que este examen ayuda a evaluar la capacidad de filtración de los riñones. Cuando la función renal se encuentra reducida, los resultados mostrarán un nivel de creatinina elevado.

PSA

El examen de sangre de PSA sirve para detectar enfermedades o alteraciones en la próstata, como cáncer, infecciones, hiperplasia benigna y traumas.

PSA son las siglas en inglés para Antígeno prostático específico. Este es producido en la próstata y suele estar presente en la circulación sanguínea. Cuando hay alguna alteración en la glándula, los niveles de PSA se elevan. El examen de PSA va asociado al tacto rectal y es la forma más efectiva de detectar el cáncer de próstata en sus fases iniciales.

Todos los exámenes de sangre deben ser interpretados por el médico que los solicitó, según los signos y síntomas presentados por el paciente y la historia clínica.

¿Cuáles son los principales tipos de examen de sangre y para qué sirven?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *