Fibromialgia

Fibromialgia: qué es, síntomas y tratamiento

¿Qué es la fibromialgia?

La fibromialgia es una enfermedad reumatológica caracterizada por dolores musculoesqueléticos no articulares difusos. Estos dolores suelen perdurar por más de tres meses, son más frecuentes en mujeres y asociarse a rigidez matinal, trastornos del sueño, alteraciones intestinales y fatiga.

Signos y síntomas

Los síntomas de la fibromialgia son dolores difusos por el cuerpo junto con fatiga, problemas para dormir y alteraciones intestinales.

Otros síntomas que pueden manifestarse son: problemas de memoria, mareos, dolor en el pecho, dolor de cabeza, hormigueo en las manos y pies y dificultades en la interacción y convivencia social.

La causa de la fibromialgia es desconocida. Hay hipótesis de que se trata de una disfunción del sistema nervioso central, con una secreción inadecuada de sustancias responsables de la transmisión de los estímulos dolorosos.

Cura y tratamiento

La fibromialgia no tiene una cura definitiva. No obstante, es posible controlar los síntomas por medio de tratamiento, que puede incluir medicamentos, actividad física, acupuntura, entre otras formas de terapia no medicamentosas.

El objetivo del tratamiento de la fibromialgia no es curar la enfermedad, sino mantenerla bajo control, aliviando el dolor y mejorando la calidad de vida del paciente. Los tratamientos deben asociarse entre ellos, ya que ninguno es efectivo por sí solo.

Ejercicio

Es muy importante que quienes padecen fibromialgia realicen actividad física, tanto por su bienestar mental como por los beneficios físicos que ofrece.

Los ejercicios deben ser preferencialmente aeróbicos, como el ciclismo, caminata, natación e hidrogimnasia. Por otra parte, los ejercicios de resistencia y levantamiento de pesas también pueden ser benéficos.

La actividad física debe ajustarse a las preferencias del paciente, a no ser que haya alguna contraindicación médica.

Es importante respetar los límites del cuerpo, ya que un exceso de ejercicio puede llegar a empeorar el dolor y provocar cansancio. Es importante, también, que todos los ejercicios sean orientados por un profesional.

Medicamentos

Los medicamentos usados en el tratamiento de la fibromialgia generalmente incluyen antidepresivos asociados a analgésicos y antiinflamatorios. Sin embargo, es importante que estos medicamentos sean usados junto con otras formas de tratamiento no farmacológicos para tener una mejor respuesta.

Acupuntura

La acupuntura ha demostrado tener buenos resultados en el alivio del dolor de la fibromialgia, sobre todo cuando este se localiza en puntos específicos. Para aumentar su eficacia, se recomienda acudir a sesiones regulares, ya que la acción analgésica tiene un efecto pasajero.

Así como con los medicamentos y demás formas de tratamiento, la acupuntura debe asociarse a otras formas de terapia.

Fisioterapia

Consiste principalmente en masajes, ejercicios de estiramiento y fortalecimiento y en corregir la postura. Una vez aliviado el dolor, se pueden incluir otras modalidades menos convencionales, como Pilates e hidroterapia.

El especialista encargado del diagnóstico y tratamiento de la fibromialgia es el reumatólogo.

Fibromialgia: qué es, síntomas y tratamiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *