¿Qué son los ganglios linfáticos?

Los ganglios linfáticos son estructuras ovoides, pequeñas y encapsuladas, localizadas en la red de los vasos linfáticos. Suelen medir de pocos milímetros a 1 cm.

Los ganglios linfáticos forman parte del sistema inmunológico y actúan como filtros de la linfa. Tienen la capacidad de retener (en ocasiones destruir) o, por lo menos retardar, la difusión de bacterias, virus, protozoarios y cáncer por el cuerpo. Forman parte también del sistema inmunológico el bazo, timo, las amígdalas y los intestinos.

Los ganglios linfáticos se distribuyen por diferentes partes del cuerpo: nuca, cuello, debajo de la mandíbula, en la frente, detrás de las orejas, delante de los codos, en las axilas, detrás de las rodillas, dentro de algunos órganos (mamas, pulmones, intestinos) y dentro del tórax y abdomen.

Al evaluar los ganglios, es importante conocer:

  • Ubicación;
  • Tamaño;
  • Consistencia;
  • Movilidad;
  • Presencia de dolor;
  • Presencia de secreciones;
  • Tiempo de evolución.

Hay varias condiciones que pueden provocar el aumento de los ganglios:

  • Infecciones;
  • Hipersensibilidad;
  • Cáncer;
  • Enfermedades reumatológicas;
  • Otras.

En caso de inflamación de ganglios que persista por más de dos semanas, con crecimiento progresivo o salida de secreción, consulte a un médico general. Podrá ser necesario realizar una biopsia para determinar la causa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *