He estado despertando con la boca llena de saliva. ¿Qué puede ser?

La producción excesiva de sálica al despertar es un trastorno llamado hipersalivación matinal idiopática. El exceso de saliva puede tener diferentes causas, como inflamaciones orales, reflujo gastroesofágico, enfermedades neurológicas (Parkinson, parálisis cerebral, presión alta y uso de medicamentos.

Otras causas frecuentes de hipersalivación incluyen embarazo, enfermedades hepáticas, úlceras orales, radioterapia e intoxicación por metales pesados (p. ej. mercurio y plomo).

La hipersalivación también puede ser causada por debilidad o falta de control de los músculos faciales, de la lengua, boca o garganta, lo cual dificulta la deglución de saliva, a pesar de que la producción no sea excesiva.

Entre los medicamentos que pueden aumentar la producción de saliva están los tranquilizantes y los anticonvulsivantes.

La hipersalivación puede ser controlada deglutiendo saliva. No obstante, cuando hay algún trastorno sensorial, el organismo no reconoce el exceso de saliva producida. En los casos en que hay pérdida o falta de control de los músculos, la persona no es capaz de deglutir la saliva.

En casos más raros, la hipersalivación son la macroglosia (lengua grande) y cirugías en la cabeza y cuello.

Para diagnosticar la causa de la hipersalivación matinal, acuda con un dentista o estomatólogo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *