infección urinaria en hombres

Infección urinaria en hombres: síntomas y tratamiento

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de una infección urinaria en el hombre varían dependiendo del órgano afectado. Cuando la infección ocurre en la vejiga (cistitis), las micciones son más frecuentes, hay dolor durante la micción y el paciente siente una necesidad urgente de orinar. Si la infección afecta el riñón (nefritis), además de los síntomas anteriores, hay dolor lumbar y fiebre, con o sin escalofríos. Finalmente, las infecciones urinarias en la uretra (uretritis), se caracterizan por haber dolor u ardor al orinar y secreción amarillenta en la uretra.

Otros síntomas que pueden presentarse son:

  • Despertar durante la noche para orinar;
  • Dolor, sensación de presión o aumento de la sensibilidad en la región de la vejiga (abajo del ombligo);
  • Orina oscura o con olor fétido;
  • Presencia de sangre en la orina;
  • Náuseas y vómitos.

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento de la infección urinaria en el hombre se realiza con medicamentos antibióticos y medidas generales, como la ingesta abundante de agua y vaciado frecuente y completo de la vejiga.

Entre los remedios más usados para tratar la infección urinaria están el trimetropin, la nitrofurantoína, el norfloxacin y las cefalosporinas. La elección del antibiótico depende de los resultados de los exámenes de orina y de la gravedad de los síntomas.

Las infecciones urinarias más graves pueden necesitar de internamiento hospitalario, con administración de antibióticos por la vena. El internamiento es indicado sobre todo cuando las náuseas y vómitos impiden el uso de antibióticos por vía oral, además de que, junto con la fiebre, aumentan el riesgo de deshidratación.

Si la próstata se encuentra hinchada, podría obstruir el flujo de orina. En estos casos, el tratamiento puede incluir también una cirugía de próstata. Gran parte de los casos de infección urinaria ocurre en mujeres. De las infecciones urinarias que afectan a los hombres, sólo una pequeña porción ocurre en jóvenes. La mayoría de los casos afecta a hombres con más de 50 años y una de las principales causas es el aumento del volumen de la próstata, una condición conocida como hiperplasia benigna de la próstata.

El aumento de la próstata puede comprimir la porción inicial de la uretra y bloquear el flujo de orina, impidiendo el vaciado completo de la vejiga. Esto aumenta la proliferación de bacterias y, consecuentemente, eleva el riesgo de infección.

En general, las infecciones urinarias masculinas se curan por completo en 7 a 10 días de tratamiento. Si la infección afecta las vías urinarias altas o la próstata, puede ser necesario tomar antibióticos por más de 14 días.

El urólogo es el especialista indicado para diagnosticar y tratar la infección urinaria del hombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *