Líquido en la rodilla: síntomas y tratamiento

¿Cuáles son los síntomas de líquido en la rodilla?

Los principales signos y síntomas de líquido en la rodilla son la hinchazón y el dolor, pudiendo haber también enrojecimiento y dificultad de movimiento. El inicio de los síntomas puede ser lento y progresivo o agudo y de evolución rápida.

A la acumulación de líquido en la rodilla se le conoce también como derrame articular. Ocurre debido a un aumento en la producción de líquido sinovial, un fluido presente en el interior de la articulación cuya función es nutrir, proteger y lubricar el cartílago.

Entre las causas más comunes de derrame articular están las lesiones internas, artritis, artrosis, gota, sinovitis, salmonelosis, parasitosis intestinales y gonorrea. Recordemos que el aumento de la producción de líquido sinovial es resultado de procesos inflamatorios dentro de la articulación.

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento del líquido en la rodilla depende de la causa y puede incluir el uso de medicamentos antiinflamatorios y antibióticos, drenaje del líquido acumulado, cirugía, reposo y pérdida de peso. Cuando el problema es causado por alguna enfermedad, también debe ser tratado.

Acuda con un ortopedista en caso de presentar un derrame articular para ser diagnosticado y recibir el tratamiento adecuado.

Líquido en la rodilla: síntomas y tratamiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *