Miastenia gravis: qué es, síntomas y tratamiento

¿Qué es la miastenia gravis?

La miastenia gravis es una enfermedad autoinmune en la transmisión neuromuscular caracterizada por debilidad y fatiga en algunos músculos. Existen dos formar de esta enfermedad: una ocular que afecta los músculos que sostienen los ojos, y otra generalizada, que además de afectar los músculos oculares afecta los músculos de la mandíbula y de la respiración.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas se derivan de la dificultad progresiva para contraer los músculos:

  • Caída de los párpados;
  • Visión borrosa;
  • Dificultad para masticar y deglutir;
  • Problemas en el habla (voz nasalizada);
  • Dificultad para respirar;
  • Pérdida de la expresión facial;
  • Dificultar para mover los brazos y piernas.

Normalmente, los síntomas van y vuelven y empeoran al final del día y al hacer esfuerzos físicos. La miastenia gravis es una enfermedad grave tratable.

¿Hay cura? ¿En qué consiste el tratamiento?

Si bien no hay cura para la miastenia gravis, esta puede ser controlada con un tratamiento adecuado.

El tratamiento busca evitar el avance de la enfermedad y mejorar la fuerza muscular del paciente. Esto puede hacerse por medio de:

  • Medicamentos específicos para combatir la enzima colinesterasa;
  • Corticoides y otros inmunosupresores;
  • Inmunomoduladores (inmunoglobulina y transfusión de plasma – plasmaféresis) o
  • Cirugía para retirar el timo (glándula).

Con el tratamiento correcto, el paciente puede llevar una buena calidad de vida, realizar sus actividades diarias y evitar la progresión de los síntomas por algún tiempo.

Miastenia gravis: qué es, síntomas y tratamiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *