Molusco contagioso: síntomas y tratamiento

¿Cuáles son los principales síntomas del molusco contagioso?

El principal síntoma del molusco contagioso es la aparición de vesículas lisas, traslúcidas, rosáceas y brillantes en la piel, con un aspecto similar al de una verruga. Estas lesiones no provocan dolor y pueden mostrar una pequeña depresión (hundimiento) en el centro.

El molusco contagioso se manifiesta principalmente en las caderas, axilas, cara y regiones anal y genital, al ser las regiones más sensibles de la piel y más susceptibles a trauma. Sin embargo, los síntomas y signos pueden surgir en cualquier parte del cuerpo.

En los adultos, los síntomas suelen manifestarse en las regiones anal, genital, abdominal y parte interna de los muslos. En estos casos, la infección generalmente ocurre por vía sexual.

Las lesiones son pequeñas, de aproximadamente cinco milímetros de diámetro y pueden aparecer aisladamente, con tamaños variables y formando líneas.

Puede haber también picazón e irritación, provocando que la persona se rasque y las lesiones se extiendan hacia otras partes de la piel.

Los signos y síntomas deben ser evaluados por un dermatólogo, quien distinguirá el molusco contagioso de otras infecciones y orientará al paciente sobre el tratamiento más adecuado.

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento del molusco contagioso consiste en la remoción o destrucción quirúrgica de las lesiones. Las técnicas más usadas son la cauterización, criocirugía, electrocirugía, electrocirugía y curetaje. En muchos casos, las lesiones se retiran manualmente.

Los niños pueden ser tratados con cremas, ya que es un tratamiento menos agresivo y pueden realizarse en casa. No obstante, la crema puede causar reacciones adversas, como irritación alrededor de las lesiones, picazón y descamación de la piel.

Las personas con el sistema inmunológico saludables no suelen requerir tratamiento. En estos casos, el molusco contagioso suele desaparecer espontáneamente después de algunos meses o años. Aun así, se recomienda tratar la infección siempre.

Los medicamentos usados para tratar las verrugas pueden ayudar a remover las lesiones más grandes. Sin embargo, las lesiones más pequeñas deben ser tratadas con cremas.

Es importante tener ciertos cuidados en casa, como evitar rascarse, reventar o tocar las lesiones, así como cubrirlas con prendas o gasas, las cuales deben cambiarse diariamente.

El diagnóstico y tratamiento del molusco contagioso es responsabilidad del dermatólogo.

Molusco contagioso: síntomas y tratamiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *