Neuroblastoma: qué es y cuáles son sus síntomas

¿Qué es el neuroblastoma?

El neuroblastoma es un tipo de cáncer que se origina en el sistema nervioso simpático. Se trata de una clase de tumor que se inicia en células nerviosas jóvenes, por lo que es común en bebés y niños de menos de 4 años, pudiendo incluso manifestarse desde el nacimiento.

El sistema nervioso simpático forma parte del sistema nervioso autónomo, Entre sus funciones están el aumento de la frecuencia cardiaca, de la presión arterial y de la producción de adrenalina, así como la estimulación del metabolismo del cuerpo.

El neuroblastoma surge principalmente en la glándula suprarrenal, localizada justo sobre el riñón, aunque puede aparecer también en el abdomen, cuello, tórax y pelvis.

Signos y síntomas

Los signos y síntomas del neuroblastoma varían mucho dependiendo de su tamaño y ubicación del tumor. Cuando el cáncer se localiza en el abdomen o en el cuello y no se ha diseminada por otras partes del cuerpo (metástasis), el niño por lo general presenta solamente una protuberancia o hinchazón en la región.

En estos casos, puede haber también falta de apetito, sensación de estómago lleno, malestar y dolor. El crecimiento del tumor puede presionar órganos y estructuras contiguas y causar diarrea, estreñimiento, alteraciones urinarias, dolor en las piernas, entre otros.

En el tórax, el crecimiento del neuroblastoma puede causar hinchazón en el rostro, cuello, brazos y parte superior del tórax, además de provocar mareos, dolor de cabeza y alteraciones mentales. Por otra parte, el tumor puede ocasionar problemas para respirar y deglutir o bien afectar la sensibilidad y la capacidad para mover los brazos y piernas.

Cuando el cáncer se ha diseminado hacia otros órganos del cuerpo, puede haber:

  • Fiebre;
  • Irritabilidad;
  • Palidez;
  • Manchas moradas en la piel;
  • Dolor en los huesos;
  • Debilidad, adormecimiento o pérdida de la capacidad de movimiento de los brazos y piernas;
  • Hematomas alrededor de los ojos;
  • Cansancio;
  • Debilidad;
  • Infecciones frecuentes;
  • Sangrado;
  • Aumento de la presión arterial y pulso cardiaco.

En caso de presentar estos signos y síntomas, se debe acudir con un pediatra para el diagnóstico y tratamiento apropiado.

Neuroblastoma: qué es y cuáles son sus síntomas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *