¿Cuál es la diferencia entre LER y TME?

LER son las siglas de lesión por esfuerzo repetitivo, mientras que TME se refiere al trastorno musculoesquelético. LER y TME suelen usarse juntas para referirse a un grupo de enfermedades musculoesqueléticas causadas por actividades continuas y repetitivas. Las más comunes suelen ser la tendinitis y tenosinovitis de hombro, codo y puño, las bursitis de hombro, las lumbagias (lumbago) y las mialgias (dolores musculares).

LER y TME: ¿Cómo identificarlos y tratarlos?

Los síntomas de LER y el TME pueden incluir dolor, hormigueo, adormecimiento, sensación de pinchazos, disminución de la fuerza muscular, hinchazón, limitación del movimiento, entre otros. Por lo general, las regiones afectadas son las que más se someten a la sobrecarga durante la ejecución de actividades cotidianas, pudiendo llevar a la incapacidad laboral temporal o permanente.

¿Qué es la leptospirosis?

La leptospirosis es una infección aguda febril causada por la bacteria Leptospira interrogans.

La leptospirosis es una zoonosis que afecta a roedores y mamíferos silvestres, además de los bovinos y porcinos. Estos animales infectados excretan la bacteria a través de la orina, contaminando así el medio ambiente.

¿El cáncer de pulmón tiene cura?

El cáncer de pulmón sí tiene cura, cuando es diagnosticado al inicio. La remoción quirúrgica del tumor en las fases iniciales es la forma más eficaz de curar completamente el cáncer de pulmón. Cuando más tardío sea el diagnóstico, más difícil será el tratamiento y menor las posibilidades de que el paciente sobreviva.

¿Qué es la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica es una enfermedad crónica que causa inflamación de la piel. El eczema atópico, como también es conocido, es más común en bebés y suele tener causas genéticas. Los síntomas incluyen: picazón, enrojecimiento, ampollas y descamación de la piel. El tratamiento consta de pomadas, medicamentos por vía oral y cuidados para prevenir las crisis.

¿Cómo es el tratamiento del cáncer de próstata?

El tratamiento del cáncer de próstata localizado se realiza con cirugía y radioterapia. Si el tumor estuviera avanzado, pero aún localizado, se incluye también un tratamiento hormonal. En el caso de metástasis, es decir, cuando el cáncer se ha diseminado hacia otras partes del cuerpo, el tratamiento se realiza con terapia hormonal y quimioterapia.