prueba de transaminasa glutámico oxalacética

¿Para qué sirve la prueba de transaminasa glutámico oxalacética?

La prueba de TGO

La prueba de transaminasa glutámico oxalacética, también conocida como TGO (AST), se usa para detectar problemas y enfermedades en el hígado y en la bilis. La TGO es una enzima que se encuentra en todo el cuerpo, aunque se concentra en mayor cantidad en el hígado. Por ello, cuando este órgano sufre alguna lesión, la TGO es liberada a la corriente sanguínea y el examen presenta valores altos.

El análisis de los niveles de transaminasa glutámico oxalacética se solicita principalmente en casos de sospecha de lesiones hepatobiliares. Los valores de referencia de TGO varían entre 5 y 40 U/L, de acuerdo con cada laboratorio.

Resultados

Cuando el nivel de TGO se encuentra muy elevado, esto es, 10 veces superior a los valores normales, se puede tratar de una hepatitis viral aguda. Después de un periodo de entre 3 y 6 meses, los niveles tienen de normalizarse.

La TGO puede elevarse en diferentes condiciones y enfermedades que pueden o no estar relacionadas con el hígado, tales como exposición a sustancias tóxicas, disminución del flujo de sangre al hígado, hepatitis crónica, cirrosis hepática, cáncer de hígado, enfermedades de la bilis, infarto, lesiones musculares o bien actividad física intensa.

Debido a esto, el resultado del examen de TGO debe ser analizado junto con el examen de alanina aminotransferasa (ALT), que también se encuentra en el hígado, entre otros exámenes hepáticos, como los de bilirrubina y albumina.

El médico que ha solicitado el análisis de TGO es el responsable de interpretar los resultados.

¿Para qué sirve la prueba de transaminasa glutámico oxalacética?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *