Prueba de VHS: ¿Para qué sirve y cómo interpretar los resultados?

Usos de la prueba de VHS

La prueba de VHS sirve para evaluar la velocidad de hemosedimentación (VHS) de los glóbulos rojos de la sangre, también conocidos como glóbulos rojos o eritrocitos. En otras palabras, esta prueba evalúa la altura de la capa de células que se depositan en el fondo de un tubo de vidrio con sangre durante un periodo de tiempo.

El objetivo de verificar la velocidad de hemosedimentación (VHS) es identificar la presencia de procesos inflamatorios o infecciosos en el organismo, como artritis, infecciones bacterianas, entre otras enfermedades.

Por otro lado, existen diversos factores que pueden alterar la prueba de HVS, dando resultados falso-positivos y falso-negativos. Es por ello que el principal uso de este examen es la detección de la poligamia reumática y la artritis temporal.

La velocidad de hemosedimentación de los glóbulos rojos depende de la agregación de estas células y de la formación de un aglomerado de glóbulos rojos sobre un mismo eje.

Los glóbulos blancos con un tamaño superior al normal (macrocíticos) se depositan más rápidamente en el fondo del tubo, mientras que aquellos con un tamaño menor al normal (microcíticas), se sedimentan más lentamente.

Cuando los eritrocitos tienen formas irregulares, es más difícil de que se agreguen sobre un mismo eje, lo cual reduce también el VHS.

Cabe recordar que el examen de VHS no es una prueba confiable para rastrear infecciones, para lo cual existen otras pruebas más sensibles, como la prueba de proteína-C reactiva. Además, la propia fiebre y el aumento de leucocitos son signos más precoces y fidedignos que el aumento de VHS para detectar infecciones.

VHS alto

Los valores de referencia de VHS varían de acuerdo con la edad y el sexo:

Edad Hombres Mujeres
Menos de 50 años hasta 15 mm/h hasta 20 mm/h
Más de 50 años hasta 20 mm/h hasta 30 mm/h
Más de 85 años hasta 30 mm/h hasta 42 mm/h

Cuando el resultado de la prueba de VHS es muy alto (superior a los 100 mm/h), puede ser señal de infección, inflamación en el tejido conectivo o bien cáncer. La velocidad de hemosedimentación en estos casos es muy específica y la probabilidad de que el resultado arroje un falso-positivo es baja. Cabe recordar que los valores tan elevados de VHS son raros. Sin embargo, se trata de un hallazgo importante que debe ser analizado con más detalle, sobre todo cuando viene acompañado por signos y síntomas de infección.

VHS bajo

Cuando el valor de VHS es bajo, por lo general no indica ninguna enfermedad ni tiene gran relevancia clínica.

Sin embargo, existen algunas condiciones que pueden mantener los niveles de VHS constantemente bajos, lo cual puede interferir en el diagnóstico de procesos infecciosos e inflamatorios, que es el principal objetivo del examen de VHS.

Entre las enfermedades y situaciones que pueden bajar los niveles de VHS están el aumento de células sanguíneas (policitemia), aumento de la cantidad de leucocitos (leucocitosis), uso de corticoides, trastornos en la coagulación de la sangre y algunos tipos de anemia.

El médico que solicitó la prueba es responsable de la evaluación de los resultados del examen de VHS.

Prueba de VHS: ¿Para qué sirve y cómo interpretar los resultados?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *