¿Qué es un síncope?

Síncope es una pérdida temporal de la consciencia provocada por una disminución del flujo de sangre al cerebro. También conocido como desmayo, el síncope suele darse súbitamente, dura poco tiempo y la recuperación es total y espontánea.

Los síntomas del síncope incluyen debilidad muscular generalizada, incapacidad de mantenerse de pie, palidez, pulsación débil, sudoración y pérdida de la consciencia.

Los desmayos pueden ocurrir debido a la falta de ventilación adecuada en ambientes con mucha gente, miedo, ayuno prolongado, permanecer de pie por mucho tiempo, insolación, mala irrigación sanguínea en el cerebro, dolor, entre otras.

Las causas del síncope son muy variadas y pueden estar relacionadas con factores cardiovasculares y no cardiovasculares. La mayoría de los casos de síncope cardiaco es causada por arritmias. Este tipo de desmayo generalmente ocurre durante la práctica de actividad física.

El síncope vasovagal, en cambio, es la principal forma de desmayo en adultos, El ataque vasovagal ocurre debido a un reflejo neurocardiogénico que provoca hipotensión arterial (presión baja) y bradicardia (disminución de los latidos del corazón).

El reflejo se desencadena por la disminución del regreso de sangre hacia el corazón que sucede cuando la persona se pone de pie (posición ortostática). Con menos sangre llegando al corazón, el sistema nervioso autónomo estimula el corazón a latir más rápido para compensar le menor volumen sanguíneo. Sin embargo, este estímulo provoca un reflejo conocido como el reflejo de Bezold-Jarish.

Este reflejo hace que el corazón se ablande y dilata los vasos sanguíneos, causando la disminución de los latidos cardiacos y caída de la presión arterial. Como resultado, menos oxígeno llega al cerebro y la persona se desmaya.

El síncope vasovagal puede ser desencadenada por una emoción muy fuerte, miedo, cansancio, dolor, pérdida de sangre, ambientes aglomerados con poca ventilación, permanecer de pie por tiempo prolongado, entre otras cosas.

Durante un ataque vasovagal, la persona puede presentar náuseas, sudoración intensa, salivación abundante, palidez y visión oscurecida.

Hay también síncopes causados por medicamentos y trastornos psiquiátricos, metabólicos o endocrinos.

Sin embargo, la causa del síncope puede no ser descubierta en hasta la mitad de los casos de desmayo. La prueba de la mesa inclinada es recomendada para diagnosticar el síncope vasovagal y otras formas de síncope como los disautonómicos y de hipersensibilidad del seno carotideo.

En esta prueba el paciente es colocado en una camilla capaz de inclinarse y dejarlo de pie sin que tenga que hacer ningún esfuerzo. Conforme se inclina la camilla, el médico monitorea la presión arterial y los latidos cardiacos. La prueba es positiva si el paciente llega a presentar los síntomas que caracterizan el síncope vasovagal.

La gravedad de los cuadros de síncope depende de la causa. Los casos de desmayos recurrentes deben ser evaluados de preferencia por un médico cardiólogo o neurólogo.

¿Qué es un síncope?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *