¿Qué reacciones puede causar la vacuna contra la fiebre amarilla?

Las principales reacciones que la vacuna contra la fiebre amarilla puede causar incluyen fiebre, dolor en el lugar de la inyección, dolor de cabeza y dolores musculares. No obstante, esta vacuna es segura, eficaz y sus efectos colaterales por lo general son leves.

Algunas reacciones, como el dolor, enrojecimiento e hinchazón local, no están relacionados con la vacuna propiamente, sino con la inyección. Estos signos y síntomas suelen aparecer entre 24 y 48 horas después de la aplicación y normalmente duran de 1 a 2 días.

Reacciones leves

La vacuna en sí puede también causar reacciones graves o leves. Estos últimos por lo general surgen 3 días después de la aplicación y pueden durar hasta 3 días. Entre estos están: dolor, enrojecimiento e hinchazón local, dolor de cabeza, fiebre, malestar y debilidad muscular

Reacciones graves

Las reacciones alérgicas están entre los efectos adversos más graves de la vacuna contra la fiebre amarilla. El inicio de la reacción es rápido. Los signos y síntomas en estos casos comienzan a manifestarse en las primeras dos horas después de la inyección, pudiendo incluir: urticaria, dificultad para respirar e hinchazón.

La ocurrencia de choque anafiláctico es muy rara, ya que la probabilidad de que esto suceda es de 1 por cada 5,000,000 personas que reciben la vacuna. Esta reacción puede desencadenar enfermedades neurológicas, problemas en ciertos órganos y muerte súbita. Los síntomas suelen surgir en hasta 10 días después de la aplicación de la vacuna.

Signos y síntomas de la fiebre amarilla

Ya que la vacuna se produce con el mismo virus de la fiebre amarilla, algunas personas pueden desarrollar la enfermedad. En estos casos, las reacciones son básicamente los signos y síntomas de la enfermedad, que incluyen: fiebre, dolor de cabeza, fatiga intensa, dolores musculares y articulares, náuseas, vómitos, diarrea y dolor abdominal.

A medida que la enfermedad avanza, el paciente puede presentar ictericia (piel y ojos amarillos), problemas del hígado y renales, reducción del número de plaquetas, disminución de la presión arterial, hemorragias, insuficiencia respiratoria, destrucción de los músculos y estrechamiento de los vasos sanguíneos

Enfermedades neurológicas

La aparición de enfermedades neurológicas derivadas de la vacuna contra la fiebre amarilla es muy rara, con aproximadamente 1 caso por cada 25,000,000 de personas vacunadas. En estos casos, las reacciones pueden manifestarse en forma de dolor de cabeza, fiebre, alteraciones de consciencia, meningitis, parálisis muscular, convulsiones, alteraciones en la coordinación motora, encefalitis (inflamación en el cerebro) y muerte súbita.

Signos de alerta

Se debe llevar a la persona a un servicio de urgencias lo más rápido posible en caso de presentar los siguientes signos y síntomas:

  • Ictericia (piel y ojos amarillos);
  • Sangrado;
  • Orina oscurecida;
  • Reducción del volumen de orina;
  • Vómitos;
  • Alteraciones de consciencia;
  • Dolor abdominal.

Cabe recordar que la vacuna contra la fiebre amarilla es importante, pues previene contra una enfermedad que puede ser mortal. Sin embargo, existen grupos de riesgo que no siempre pueden recibir la vacuna o necesitan de atención especial, por lo que es importante seguir las indicaciones del personal de salud.

¿Qué reacciones puede causar la vacuna contra la fiebre amarilla?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *