¿A qué edad hacerse a la primera mamografía?

El cáncer de mama puede ser diagnosticado precozmente por medio de un examen conocido como mamografía. Generalmente, como manera de prevención, se recomienda que la mujer se someta a esta prueba cada 1 a 2 años a partir de los 40 años, si no hay antecedentes de cáncer de mama en su familia. Cuando hay antecedentes (en la madre, abuela, tías o hermanas), se recomienda comenzar a los 35.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de mama avanzado?

Los síntomas del cáncer de mama avanzado son los mismos que se manifiestan en la fase inicial.

El principal signo es la presencia de un tumor (bulto) en el seno, que por lo general no causa dolor. Otros síntomas y señales incluyen: alteraciones en la piel de la mama (enrojecimiento y aspecto áspero), alteraciones en el pezón (pezón invertido, enrojecido o que pica), aparición de pequeños bultos en las axilas o en el cuello y salida de secreción del pezón.

¿Cómo se trata el fibroadenoma?

El tratamiento del fibroadenoma puede realizarse a través de un control clínico-radiológico o cirugía. En los tumores de menos tamaño y/o en pacientes con menos de 25 años, puede realizarse un control clínico y ecográfico semestral. Cuando el fibroadenoma presenta un crecimiento progresivo, se recomienda su eliminación quirúrgica.

¿Dormir con sostén hace daño?

Dormir con sostén (brasier) no hace ningún daño, siempre que sea cómodo, de algodón y sin varillas que puedan herir las mamas. También se recomienda que el sostén sea, de preferencia, sin costuras. Siguiendo estos cuidados, no hay ninguna contraindicación.

Calcificación mamaria. ¿Qué puede ser?

Las calcificaciones mamarias pueden ser peligrosas cuando presentan ciertas características que pueden transformarse en cáncer de mama. Sin embargo, en la mayoría de los casos, las calcificaciones en las mamas son benignas.

Se tratan de cristales de calcio que se depositan en las mamas naturalmente, resultado de alteraciones no cancerígenas que están curadas o estables.

Fibroadenoma: qué es, síntomas y diagnóstico

¿Qué es?

El fibroadenoma es el tumor benigno más común de seno, que surge en mujeres jóvenes (con menos de 30 años de edad) y puede notarse más fácilmente durante la menstruación.

¿Cuáles son sus síntomas?

Se manifiesta como uno o más pequeños bultos en la mama con las siguientes características:

¿Se puede amamantar con pezones invertidos?

Sí, las mujeres con pezones invertidos pueden amamantar.

En estos casos puede haber algunas dificultades. Sin embargo, con la orientación adecuada, principalmente al principio de la lactancia, la mujer puede recibir la asesoría necesaria para superar estas dificultades y poder amamantar sin mayores complicaciones.

La leche materna es extremadamente importante para el desarrollo y crecimiento del niño, además de ser un potente protector contra infecciones.

Además de los beneficios a corto y largo plazo para el niño, la lactancia materna trae varias ventajas para la mujer y su familia.

La mujer con pezones invertidos podrá emplear técnicas que facilitan la conexión con el bebé. Estas técnicas incluyen:

  • Sujetar al bebé en una posición que facilite el acceso al pezón;
  • Uso de extractores manuales, eléctricos u otros mecanismos para facilitar la salida del pezón inmediatamente antes de la succión;
  • Uso de protectores de pezón.

Puede saber más sobre las medidas que pueden ayudar a la lactancia en estos casos durante las consultas de puericultura.

 

 

 

¿Qué son los pezones invertidos?

Los pezones invertidos son una condición en la que los pezones no se muestran como una protuberancia del seno, sino que queda hacia la parte interior.

Puede ocurrir solamente en uno de los senos o en ambos. Puede ser congénito, cuando la persona nace con esta condición o adquirido a lo largo de la vida.

Dolor en los pezones. ¿Qué puede ser?

Posibles causas

El dolor en los pezones puede tener varias causas, que normalmente están asociadas a un aumento de las hormonas estrógeno y progesterona o a alteraciones locales. A continuación, se presentan algunas de estas causas:

  • Embarazo;
  • Periodo pre y posmenstrual;
  • Premenopausia y menopausia;
  • Uso regular de contraceptivos orales, medicamentos de la terapia de reposición hormonal y algunos tipos de antidepresivos;
  • Senos muy grandes;
  • Irritación local por el uso de jabón y detergentes que irritan la piel;
  • Lactancia, cuando hay fisuras en los senos;
  • Infecciones, como micosis.

Es importante prestar atención a ciertos síntomas que pueden indicar una enfermedad potencialmente grave:

  • Prurito y edema en el seno;
  • Formación de fisuras;
  • Hemorragia (sangrado);
  • Aparición de bultos o hinchazón alrededor de la areola;
  • Descarga de secreción espontánea.

Para una mejor evaluación, consulte a su ginecólogo.

¿Qué es un nódulo isodenso?

Un nódulo o tumor isodenso observado en la mastografía es un nódulo que presenta la misma densidad que el tejido de la mama. Esto significa que, en la imagen de rayos-X, el nódulo no se muestra ni más ni menos claro que el tejido a su alrededor. Por ser isodenso, los rayos-X pasan por el nódulo de la misma forma que atraviesan el resto de la mama, lo cual hace que sea difícil de visualizar.

Mamas densas

Mamas densas: qué son y cuál es el tratamiento

¿Qué son las mamas densas?

Las mamas densas es una condición en la que las mamas contienen una gran cantidad de tejido glandular, que es el tejido responsable de la producción de la leche materna. Las mamas densas son más comunes en mujeres jóvenes, con menos de 40 años. Esta característica genética de la mama es detectada por medio de una mastografía. No es posible evaluar la densidad de las mamas por el tacto.