SIDA: qué es, síntomas y tratamiento

¿Qué es el SIDA?

El SIDA (Síndrome de la inmunodeficiencia adquirida) es una enfermedad que afecta el sistema inmunológico y es causada por el virus VIH (Virus de la inmunodeficiencia humana).

El SIDA puede ser definido como un conjunto de síntomas e infecciones que surgen debido a los daños causados al sistema inmunológico por el VIH, que tiene como blanco principal los linfocitos T-CD4, células fundamentales para las defensas del organismo.

Cuando la cantidad de estas células disminuye, el sistema inmunológico se debilita y no es capaz de combatir infecciones simples y proteger completamente el organismo. Es entonces que algunas enfermedades oportunistas aparecen, reduciendo aún más el potencial del sistema inmunológico.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas iniciales del Sida son:

  • Fiebre entre 28 y 40℃’
  • Dolor de cabeza y en las articulaciones;
  • Aumento de los ganglios linfáticos, sobre todo en la región del cuello, detrás de las orejas y en las axilas;
  • Tos y dolor de garganta;
  • Náusea, diarrea, disminución del apetito, pérdida de peso (5 kg en promedio);
  • Cansancio;
  • Enrojecimiento de la piel.

Con el avance de la enfermedad y el comprometimiento del sistema inmunológico, comienzan a aparecer enfermedades oportunistas como:

  • Tuberculosis;
  • Neumonía;
  • Ciertos tipos de cáncer;
  • Candidiasis;
  • Infecciones del sistema nervioso (toxoplasmosis, meningitis).

¿El SIDA tiene cura?

El SIDA no tiene cura, ya que aún no existe un tratamiento capaz de eliminar completamente el virus VIH del organismo. Actualmente, los tratamientos disponibles son capaces de retrasar las manifestaciones de la enfermedad, mejorar la calidad de vida y mejorar significativamente la esperanza de vida del paciente.

Los medicamentos antivirales actuales son bastante eficientes y consiguen eliminar buena parte del virus presenta en la circulación de los individuos con VIH, al punto de que el examen de sangre puede indicar “carga viral indetectable” y mantener la enfermedad bajo control.

En las últimas décadas se han realizado numerosos estudios para descubrir la cura del SIDA; con las nuevas tecnologías, las esperanzas aumentan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *