¿Cuáles son los síntomas del cáncer de piel?

Los signos y síntomas del cáncer de piel varían dependiendo del tipo de cáncer. Los más frecuentes son los melanomas y los carcinomas, cuyas manifestaciones pueden incluir manchas o heridas que sangran y no cicatrizan, con bordes irregulares y que pueden tener más de un color en la misma lesión (negro, marrón, rojo).

El dolor no siempre está presente en los cánceres de piel y las lesiones pueden ser lisas, planas, rugosas o abultadas, de acuerdo con el tipo de tumor.

Carcinoma

El carcinoma generalmente no causa dolor y crece lentamente. Este tipo de cáncer aparece principalmente en las áreas de la piel más expuestas al sol, aunque pueden surgir en cualquier parte del cuerpo. Los carcinomas se dividen en basocelulares y espinocelulares, cada uno con signos y síntomas particulares.

Carcinoma basocelular

El carcinoma basocelular se presenta como una herida abierta sangrante y de difícil cicatrización. Este tipo de lesiones son rojas y brillantes, parecidas a una cicatriz con márgenes indefinidos. En ocasiones, el tumor puede tener un aspecto completamente plano y rojo, como si se tratara de una alergia. En otros casos, las lesiones son protuberantes, con un tono rojizo o rosado brillante y con presencia de vasos sanguíneos finos. En el centro, puede formarse una costra.

Carcinoma espinocelular

Los signos y síntomas de este tipo de cáncer incluyen lesiones rojas con bordes irregulares que sangran y no cicatrizan. Pueden permanecer abiertas por varios días.  Pueden surgir también bultos con superficie áspera; su crecimiento suele ser rápido y pueden incluso aparecer en la boca.

Las lesiones del carcinoma espinocelular pueden también ser semejantes a una verruga en crecimiento y por lo general son sensibles al tacto.

Este tipo de cáncer surge principalmente en la cara, cuero cabelludo, brazos y piernas.

Melanoma

El melanoma es negro o marrón, aunque puede también mostrar un tono rojizo o rosado. Este tipo de cáncer crece lentamente y puede asemejarse a una herida que no cicatriza o una mancha que crece de poco en poco.

Estas lesiones pueden ser planas o abultadas, asimétricas, con bordes irregulares y diferentes pigmentaciones (negro, marrón, rojo, blanco, gris). Pueden superar los 6 mm de diámetro y causar picazón y dolor.

El diagnóstico del cáncer de piel es responsabilidad del dermatólogo. En caso de presentar cualquier mancha o herida en la piel que cambie de color o que no cicatrice, acuda con un médico.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de piel?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *