Cáncer de pulmón: síntomas y tratamiento

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de pulmón?

Los principales síntomas del cáncer de pulmón son la tos y dolor torácico. Otros síntomas frecuentes incluyen expectoración de sangre (hemoptisis), falta de aire y malestar torácico.

El síntoma inicial más común del cáncer de pulmón es la tos con expectoración purulenta o sanguinolenta, seguida de dolor en el pecho. La ronquera también es una manifestación común al inicio del tumor y ocurre cuando el nervio laríngeo es afectado.

Quienes padecen cáncer de pulmón pueden presentar también fiebre, pérdida de peso, pérdida de fuerza física, aumento del volumen del hígado, dolor de cabeza, náuseas, vómitos y debilidad muscular en el miembro superior.

El cáncer de pulmón ocurre principalmente en hombre fumadores y exfumadores. Cerca del 85% de los casos ocurre en personas que fuman, o cual hace del tabaquismo el principal factor de riesgo para desarrollar este tipo de tumor.

Quien fuma tiene entre 10 y 30 veces más probabilidades de tener cáncer de pulmón que aquellas personas que no fuman. Para los fumadores pasivos, el riesgo es cerca de 1.5 veces superior al de los que no están expuestos al humo del cigarro.

En los fumadores, el riesgo está relacionado con el número de cigarros que la persona fuma al día, la edad en la que comenzó a fumar, el tiempo del tabaquismo e incluso el grado de inhalación del humo.

Otros factores que favorecen la aparición del cáncer incluyen la presencia previa de enfermedades pulmonares, exposición a productos químicos, como asbesto, uranio y cromo, además de los antecedentes familiares de cáncer de pulmón.

Por desgracia, el cáncer de pulmón muchas veces es detectado una vez que se encuentra en una fase avanzada o se ha extendido a otras partes del cuerpo. Esto se debe a que, al inicio, los tumores normalmente no causan síntomas específicos que justifiquen una investigación. El diagnóstico tardío dificulta el tratamiento y reduce la vida del paciente.

Cura y tratamiento

Afortunadamente, cuando es diagnosticado al inicio, el cáncer de pulmón tiene cura. La remoción quirúrgica del tumor en las fases iniciales es la forma más eficaz de curar completamente el cáncer de pulmón. Cuando más tardío sea el diagnóstico, más difícil será el tratamiento y menor las posibilidades de que el paciente sobreviva.

El tratamiento del cáncer de pulmón puede incluir cirugía, quimioterapia y radioterapia. La elección del tratamiento dependerá del tipo de tumor, etapa de la enfermedad, edad y condición clínica del paciente.

Un cáncer de pulmón precoz (fase 1) puede tener hasta el 90% de probabilidad de ser curado con el tratamiento quirúrgico, mientras que en la etapa 2 llegas hasta el 60%.

En cuanto al cáncer de pulmón en fase 3B o 4, considerado avanzado, hay pocas probabilidades de curarlo. En estos casos el tumor se ha expandido dentro del tórax hacia otros órganos (metástasis).

Los tumores más avanzados son tratados con quimioterapia o radioterapia. La cirugía en estos casos no siempre es recomendada.

El cáncer de pulmón generalmente se identifica por medio de rayos X de tórax; posteriormente es confirmado por medio de otros exámenes.

El tiempo estimado de vida de los pacientes con cáncer de pulmón depende de la edad, etapa de la enfermedad y el tipo de tumor. Hasta el 80% de los pacientes con cáncer de pulmón en la fase 1 y que son sometidos a tratamiento quirúrgico sobreviven durante por lo menos 5 años más. En la fase 2, esto se consigue sólo en hasta el 50% de los casos.

Después de la cirugía, los pacientes reciben un seguimiento durante 5 años por parte de los médicos para rastrear una posible reaparición del cáncer pulmonar o el surgimiento de algún otro tumor. Después del quinto año, se realiza un seguimiento anual hasta el fin del tratamiento.

Desafortunadamente, el cáncer de pulmón muchas veces se detecta cuando ya está avanzado o se ha diseminado, esto debido a que, al inicio, los tumores normalmente no causan síntomas específicos que justifiquen una investigación.

El especialista responsable del diagnóstico del cáncer de pulmón es el neumólogo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *