¿Cómo saber si tengo el oído inflamado?

Los principales síntomas de un oído inflamado o infectado son: dolor intenso, disminución de la audición, fiebre, agitación, pérdida del apetito, mareos y vértigo. Si hay una perforación del tímpano, puede haber una secreción en el oído. En niños y bebés, una inflamación o infección en el oído puede causar también irritabilidad, llanto, vómitos y diarrea.