Sudoración: qué es y cómo se trata

¿Qué es la sudoración?

La sudoración o transpiración es la forma en el que cuerpo regula su temperatura a través de la pérdida de agua y sales minerales a través del sudor. Ocurre cuando la persona realiza actividad física o se expone al sol, por ejemplo.

El problema ocurre cuando el sudor excesivo ocasiona incomodidad y dificulta las actividades cotidianas de la persona, interfiriendo en su trabajo y actividades sociales; esta condición es conocida como hiperhidrosis.

Cuando esta sudoración excesiva tiene un olor desagradable, se le llama bromhidrosis, que es causada por la descomposición del sudor por parte de bacterias y hongos, lo cual contribuye a la aparición de enfermedades cutáneas.

Los síntomas pueden comenzar en la infancia, adolescencia o adultez; no se sabe con certeza qué causa esta condición. Existen también casos familiares.

Los factores que desencadenan la sudoración excesiva son el aumento de la temperatura del ambiente, la fiebre, la ansiedad y la ingesta de alimentos condimentados. Puede afectar todo el cuerpo o restringirse a algunas regiones, como: palmas, plantas, axilas, ingle y cara.

Algunas causas asociadas son:

  • Obesidad;
  • Menopausia;
  • Uso de antidepresivos;
  • Alteraciones endocrinas;
  • Alteraciones neurológicas.

Tratamiento

Las opciones de tratamiento son:

  • Uso de sustancias adstringentes, que por lo general contienen clorhidróxido de aluminio, en las regiones donde ocurre la sudoración excesiva. Otras opciones son Spirial® y M&P Dry®.
  • Uso de medicamentos, como drogas antidepresivas, ansiolíticas y anticolinérgicas (oxibutinina).
  • Aplicación de toxina botulínica (Bótox) en las regiones con más sudor.
  • Cirugía de simpatectomía (por videotoracoscopia).

Asimismo, el paciente debe adoptar algunas medidas para aliviar los síntomas:

  • No usar el mismo par de zapatos dos días consecutivos; usar plantillas absorbentes y sustituirlas con frecuencia.
  • Evitar baños muy calientes.
  • Evitar prendas sintéticas, que no absorben el sudor y dificultan su evaporación.
  • Usar talco: aplicarlo entre los dedos, debajo de los senos (mujeres) y en dobleces de la piel.
  • Usar ropa clara, ya que los colores oscuros evidencias las marcas de sudor y absorben más calor.

Consulte a un dermatólogo para recibir un tratamiento contra la sudoración excesiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *