Sudores nocturnos. ¿Qué puede ser?

Los sudores nocturnos pueden tener varias causas y no siempre implican una enfermedad grave. La sudoración nocturna es normal en noches calientes y en mujeres jóvenes durante su menstruación, así como en mujeres mayores en el periodo de la menopausia. La apnea del sueño también es una de las causas principales de los sudores nocturnos. Por otra parte, están los trastornos del sueño como el sonambulismo y las pesadillas, que hacen que la persona manifieste sudores, debido a la intensa activación del sistema nervioso.

Existe otro trastorno llamado hiperhidrosis nocturna que puede estar asociada a la hiperhidrosis diurna (sudoración excesiva que ocurre principalmente en las manos, pies, axilas y cabeza).

El sudor nocturno que debe ser investigado es aquél que empapa la ropa para dormir repetidamente, especialmente cuando está asociado a síntomas como:

En estos casos, los sudores nocturnos pueden ser causados por:

  • Infecciones agudas o crónicas, como tuberculosis;
  • Linfoma y otros tipos de cáncer;
  • Caída de la azúcar en la sangre, común en diabéticos, especialmente en aquellos que usan insulina.

En caso de presentar sudores nocturnos, especialmente si presentan alguno de estos síntomas, acuda con un médico general para ser evaluado.

Sudores nocturnos. ¿Qué puede ser?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *