Tatuajes: contraindicaciones y riesgos

Los tatuajes son contraindicados para personas con alergia a los pigmentos utilizados o que tengan alguna enfermedad de piel (p. ej. Psoriasis y vitíligo). El tatuaje también es contraindicado durante el embarazo y la lactancia materna.

Los principales riesgos a la hora re realizarse un tatuaje están vinculados a las infecciones locales en la piel o sistémicas (que involucran todo el organismo). La hipersensibilidad y las reacciones alérgicas son comunes debido a los pigmentos usados en los tatuajes. Si bien la asociación entre los efectos del tatuaje y el cáncer aún no está bien establecida, algunos pigmentos y metales (mercurio, cobalto, cromo, cadmio y manganeso) han sido relacionados con la posibilidad de causar cáncer al largo plazo.

El uso de agujas y/o tintas contaminadas aumentan la posibilidad de contaminación por los virus del SIDA y hepatitis B y C. Si el material no está bien esterilizado y el estudio de tatuajes no cumple con los requisitos de higiene, existe un riesgo importante de infecciones provocadas por virus, hongos y bacterias, absceso, alergias, erisipela e incluso una infección generalizada, en los casos más graves. Las tintas también pueden ser tóxicas y altamente cancerígenas.

Las personas tatuadas pueden sentir un mayor dolor y una sensación de ardor durante la realización del examen de resonancia magnésica.

En el caso de las embarazadas y mujeres amamantando, el tatuaje es contraindicado para evitar que el feto o bebé no sea infectado en caso de contaminación.

Antes de hacerse un tatuaje, es importante solicitar información sobre los lugares (estudios de tatuajes) y visitarlos para asegurarse de que los tatuadores utilizan materiales desechables y siguen las normas de higiene (uso de guantes, materiales esterilizados, tintas seguras, etc.).

Tatuajes: contraindicaciones y riesgos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *