Tos persistente. ¿Qué hacer?

En caso de tos persistente (con o sin flemas) con más de tres semanas de duración, lo mejor es acudir con un médico, de preferencia un neumólogo, ya que la tos puede ser causada por enfermedades diversas, algunas de ellas graves.

Entre las principales causas de la tos persistente están:

  • Asma;
  • Rinitis, rinosunisitis;
  • Reflujo gastroesofágico;
  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica;
  • Tuberculosis;
  • Bronquiectasia (alargamiento y distorsión permanente de los bronquios, generalmente provocado por un proceso inflamatorio);
  • Insuficiencia cardiaca;
  • Cáncer de pulmón, laringe o esófago;
  • Uso de medicamentos, como inhibidores de la enzima conversora de angiotensina (captopril;
  • Hiperreactividad después de una infección respiratoria.

En el caso de la tuberculosis, además de que el paciente puede estar incubando la enfermedad, es peligroso porque está esparciendo la bacteria e infectando a otras personas.

La tos puede ser benigna y autolimitada, pero también puede ser un síntoma de una gran variedad de enfermedades pulmonares y extrapulmonares.

Los remedios caseros para la tos pueden ayudar un poco a controlar las crisis, pero no tratan el problema de fondo.

Automedicarse con antitusígenos es contraindicado, ya que así se oculta un problema mayor, que puede incluso ser fatal.

Por lo tanto, en caso de presentar tos persistente com más de tres semanas de duración, consulte a su médico de cabecera o vaya directamente con un neumólogo.

Tos persistente. ¿Qué hacer?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *