Trastorno antisocial

Trastorno de personalidad antisocial: causas, síntomas y tratamiento

Síntomas del trastorno antisocial

Los síntomas del trastorno de personalidad antisocial se caracterizan por comportamientos que violan los derechos de otras personas y muestran indiferencia hacia los sentimientos ajenos.

Las personas con este trastorno son incapaces de apegarse a las normas de conducta sociales y legales. Las infracciones a la ley son frecuentes, siendo frecuentes los robos y daños a propiedad ajena, lo cual puede hacer que el paciente termine en prisión.

El comportamiento de estas personas se caracteriza, además, por una tendencia a mentir y engañar, impulsividad o dificultad para establecerse metas, agresividad, irritabilidad, agresiones físicas y falta de respeto a la autoridad. Luego de cometer estos actos, pueden manifestar falta de arrepentimiento y remordimiento. Son personas impulsivas, capaces de cualquier cosa con tal de alcanzar lo que desean, independientemente de los obstáculos.

Por otro lado, estas personas presentan comportamientos repetitivos y persistentes, marcados por una transgresión del respeto y de los derechos de los demás, así como por una falta de respeto a las normas morales y sociales.

Estas actitudes antisociales pueden manifestarse de dos maneras:

  • Agresividad hacia otras personas o animales;
  • Actitudes no agresivas pero que resultan en pérdidas, daños o hurtos a la propiedad ajena.

Las personas con trastorno de personalidad antisocial no son capaces de juzgar las consecuencias de sus actos. La agresividad, negligencia, falta de prudencia y el uso de alcohol y drogas son también características comunes de este trastorno. Por otra parte, presentan dificultades para alcanzar objetivos a largo plazo, por lo que frecuentemente están cambiando de empleo y tienen problemas financieros.

A pesar de ser un trastorno crónico, los síntomas tienden a disminuir con la edad, pudiendo llegar a dejar de interferir en la vida de la persona.

Primeros síntomas y diagnóstico

En los niños (varones), los primeros signos y síntomas comienzan a manifestarse entre los 8 y 10 años. En mujeres, las manifestaciones inician en la pubertad, es decir, entre los 10 y 12 años. Cuando un niño no ha presentado signos a los 15 años, será muy difícil que desarrolle este trastorno.

Causas

Las causas del trastorno antisocial no están completamente definidas. Se sabe que en su aparición influyen factores sociales, genéticos y hereditarios.

Tratamiento

El tratamiento del trastorno de personalidad antisocial consiste en psicoterapia individual y familiar, medicamentos psiquiátricos y orientación a los profesores y familiares del paciente.

Los medicamentos controlan la agresividad, impulsividad, intolerancia, entre otros síntomas, además de ayudar en el tratamiento de otros trastornos mentales posiblemente asociados, como la depresión y ansiedad.

El tratamiento tiende a mostrar mejores resultados cuando el trastorno es diagnosticado al inicio y los síntomas son más leves.

El entorno social y familiar en el que la persona se desarrolla puede también incluir en la respuesta al tratamiento.

Trastorno de personalidad antisocial: causas, síntomas y tratamiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *