Trastorno de conducta: Causas, signos, síntomas y tratamiento

Causas

El trastorno de conducta tiene su origen en factores genéticos y ambientales. La constitución de la personalidad es un proceso que ocurre hasta aproximadamente los 18 años y se ve influido, por un lado, por el carácter innato de la persona, y por otro, por aquellos rasgos adquiridos de su entorno, que incluye ideas de lo que es correcto e incorrecto y patrones de comportamiento a seguir.

Además, existen factores genéticos, así como experiencias vividas durante el embarazo y la infancia, que juegan un papel importante en la formación de la personalidad del individuo.

El trastorno de conducta puede ser considerado un tipo de trastorno de personalidad antisocial que ocurre en la infancia y adolescencia. Es común en personas con padres que han tenido comportamientos antisociales.

No obstante, el diagnóstico del trastorno antisocial no puede realizarse sino hasta después de los 18 años, que es cuenta la personalidad se ha desarrollado completamente.

Signos y síntomas

Los signos y síntomas más frecuentes del trastorno de conducta incluyen bullying, intimidación de los compañeros y de las autoridades, agresiones físicas, uso de objetos para herir a otros, maltrato a personas y animales, robo, violencia sexual, daños a la propiedad pública o a terceros, entre otras violaciones graves a las normas sociales y morales.

Estas conductas suelen comenzar a manifestarse entre los 7 y 15 años, son más comunes en hombres que en mujeres y afectan gravemente la vida social y escolar del niño.

Los niños y adolescentes con trastorno de conducta suelen presentar con más frecuencia otros tipos de trastornos mentales, como trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), ansiedad y trastorno obsesivo-compulsivo. El uso de drogas también es una característica marcada en estos individuos.

Los casos que comienzan a temprana edad suelen ser más graves y tienen una mayor probabilidad de ser permanentes que aquellos que empiezan durante la adolescencia.

Tratamiento

El tratamiento del trastorno de conducta puede incluir psicoterapia, terapia familiar, uso de medicamentos psiquiátricos, así como orientación a los padres y profesores. Los resultados pueden ser poco satisfactorios o mostrar buenos resultados, dependiendo de cada caso.

Los medicamentos ayudan a controlar los síntomas (agresividad, intolerancia a la frustración, hiperactividad mental y motora) y tratar otros trastornos mentales asociados, como ansiedad, depresión, TDAH, entre otros.

Cuando antes se inicie el tratamiento y puedan controlarse exitosamente los síntomas, mayores serán los beneficios de la psicoterapia y la evolución del niño en general.  Asimismo, la participación de la familia puede influir positivamente en el tratamiento del trastorno de conducta.

Trastorno de conducta: Causas, signos, síntomas y tratamiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *