Trastorno esquizoide de la personalidad: síntomas, causas y tratamiento

Signos y síntomas del trastorno esquizoide de la personalidad

El trastorno de personalidad esquizoide tiene como síntomas principales la falta de expresividad emocional y el distanciamiento de las relaciones sociales. Las personas con este trastorno no muestran interés por tener relaciones íntimas o construir una familia, prefiriendo las actividades en solitario, las cuales, además, raramente les causan placer.


Las personas con trastorno esquizoide de personalidad no suelen tener amigos cercanos, y las únicas personas cercanas a ellos son sus familiares de primer grado. Son personas frías, distantes y con pocas muestras de afectividad. Asimismo, no le dan importancia a lo que otras personas piensen de ellos, por lo que los elogios y las críticas no los afectan. Cuando surge la oportunidad de establecer una relación íntima con alguna persona se muestran indiferentes. Formar parte de un grupo de amigos o una familia no les causa satisfacción, por lo que prefieren estar solos.

En el aspecto emocional, son raras las expresiones de emociones como la alegría y la ira. No obstante, hay situaciones – si bien raras – en las que la persona podrá sentir la necesidad de revelar sus sentimientos. Debido a esta falta de emociones, puede parecer que la vida de estas personas no tiene sentido, ya que no demuestran tener objetivos o metas que deseen alcanzar. Cuando se presenta alguna adversidad, el esquizoide tiende a responder pasivamente, en ocasiones siendo incapaz de reaccionar adecuadamente a los sucesos importantes en su vida.

Causas

Este trastorno de personalidad es más común en hombres, sobe todo en aquellos con familiares con esquizofrenia o trastorno de personalidad esquizotípica. La causa exacta de este trastorno se desconoce.

El trastorno de personalidad esquizoide suele comenzar a manifestarse en los primeros años de la adultez en diferentes situaciones. No obstante, ya desde la infancia o adolescencia, el trastorno puede manifestarse en forma de soledad y relaciones débiles con personas de la misma edad.

Tratamiento

El tratamiento consiste en el uso de medicamentos y psicoterapia. El tratamiento puede ser difícil y tomar años.

En muchos casos, las personas con trastorno esquizoide presentan otros trastornos mentales asociados, como depresión y ansiedad, que deben también ser tratados.

Los medicamentos más usados para tratar este trastorno son los antidepresivos y ansiolíticos. Para la psicoterapia, se suele utilizar la terapia cognitivo-comportamental. Por medio de la psicoterapia, el paciente será capaz de reformular sus pensamientos y poder comprender mejor su realidad.

Para poder diagnosticar trastorno de personalidad esquizoide, es necesario que el paciente presente las siguientes características:

  • Falta de placer o deseo de tener relaciones cercanas o construir una familia;
  • Preferir las actividades en solitario, sin contacto directo con otras personas;
  • Poco o ningún interés en tener relaciones sexuales;
  • Falta de placer en las actividades que realiza;
  • Ningún amigo íntimo, fuera de sus familiares de primer grado;
  • Indiferencia a las críticas, elogios u opiniones de otras personas;
  • Distanciamiento y falta de afectividad.

En muchos casos, los pacientes se resisten al tratamiento y los cambios son lentos y graduales o insatisfactorios.

El psiquiatra es el médico responsable del diagnóstico y tratamiento del trastorno esquizoide de personalidad.

Trastorno esquizoide de la personalidad: síntomas, causas y tratamiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *