Trastorno de personalidad por evitación

Trastorno de personalidad por evitación: síntomas y tratamiento

Síntomas del trastorno de personalidad por evitación

Las personas con trastorno de personalidad por evitación o evitativo (TPE) son muy tímidas, inhibidas, se sienten incómodas en situaciones sociales y son muy sensibles a comentarios y evaluaciones negativas, pudiendo resultar gravemente heridas emocionalmente en estos casos. Debido a su miedo irracional a las críticas, estos individuos tienden evitar actividades y situaciones que involucren tener que convivir con otras personas, evitando así las situaciones sociales; de ahí el nombre de este trastorno.

El miedo al ridículo hace que estas personas sean muy reservadas en sus relaciones personales. Suelen tener dificultad para hacer nuevas amistades, pues se sienten inferiores y piensan que otras personas las criticarán. Por ello, las personas con este trastorno de personalidad raramente se involucran con otras personas antes de asegurarse de que sus intenciones son buenas.

Asimismo, las relaciones personales íntimas se complican para estas personas. No obstante, siempre que sean aceptadas sin ser criticadas, podrán establecer este tipo de relaciones.

Tratamiento

El tratamiento consiste en una combinación de psicoterapia con medicamentos psiquiátricos. Los medicamentos usados suelen ser antidepresivos y ansiolíticos. En cuanto a la psicoterapia, el método más usado es la terapia cognitivo-comportamental. Sin embargo, cuando el paciente presenta otros trastornos mentales, puede ser necesario incluir otros medicamentos. La duración del tratamiento del trastorno de personalidad por evitación puede tomar años. El objetivo es controlar los síntomas y mejorar la vida del paciente.

Por medio de la psicoterapia, el paciente analiza sus comportamientos y se vuelve consciente de cómo sus pensamientos interfieren en el control de sus emociones. El paciente reflexiona sobre sus pensamientos negativos e intenta corregirlos.

Sin embargo, para que el tratamiento tenga éxito, es necesario que exista una relación de confianza y empatía entre el psicoterapeuta y el paciente. Si el paciente se rehúsa a aceptar la terapia, no habrá ninguna mejoría y los resultados serán insatisfactorios.

El tratamiento de los trastornos de personalidad son responsabilidad del psiquiatra.

Trastorno de personalidad por evitación: síntomas y tratamiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *