Trastorno de estrés postraumático: qué es, síntomas y tratamiento

¿Qué es el trastorno de estrés postraumático?

El estrés postraumático es un trastorno de ansiedad causado por un trauma extremo o violento que haya puesto en riesgo la vida de la persona o de otros.

El trastorno de estrés postraumático tiene dos características principales. La primera es la exposición a un evento traumático en que ha habido una amenaza real de muerte o de ser herido de gravedad. La segunda es la forma en que la persona ha reaccionado ante ese trauma, que suele ser con horror intenso y miedo.

¿Cuáles son los síntomas?

Después, en respuesta a este evento traumático, el individuo puede presentar 3 diferentes tipos de síntomas:

  1. Revivir el trauma a través de pesadillas, flashbacks y pensamientos;
  2. Evitar estímulos asociados al evento;
  3. Hipervigilancia e insomnio.

Los síntomas del estrés postraumático son semejantes a los de una crisis de ansiedad, pudiendo manifestarse en la parte física y emocional. Sensación de falta de aire, aumento del ritmo cardiaco, boca seca, sudoración e insomnio son algunos de los síntomas observados.

Estos síntomas suelen ocurrir cuando la persona imagina que podrá volver a experimentar aquella sensación traumática.

El tratamiento del trastorno por estrés postraumático se realiza a base de psicoterapia y medicamentos psiquiátricos, principalmente antidepresivos. Después de 3 meses de tratamiento, los síntomas tienden a estabilizarse.

Sin embargo, el estrés postraumático no tiene cura y podrá volver a manifestarse en caso de haber alguna otra situación traumática o semejante a la que desencadeno

Tratamiento

El trastorno de estrés postraumático no tiene cura. Se trata de un trastorno psicológico crónico, pero puede ser controlado. El tratamiento se realiza con psicoterapia y medicamentos psiquiátricos, principalmente antidepresivos.

Después de 3 meses de tratamiento, los síntomas del trastorno por estrés postraumático tienden a estabilizarse. Sin embargo, la enfermedad puede volver a manifestarse si la persona llegara a vivir otra situación traumática o parecida a la que desencadenó el trastorno.

Por lo general, la psicoterapia, a través de la terapia cognitivo-conductual, es la primera opción de tratamiento para el estrés postraumático. No obstante, dependiendo de la gravedad de los síntomas, el tratamiento farmacológico puede ser necesario.

La selección del tipo de medicamento depende de varios factores, como la condición de salud del paciente, presencia de otros trastornos psiquiátricos o enfermedades, efectos colaterales del medicamento, entre otros.

Los medicamentos más usados y prescritos para mejorar los síntomas del trastorno de estrés postraumático son los antidepresivos. Fluoxetina, Sertralina, Paroxetina y Venlafaxina.

En la mayoría de los casos es necesario incluir más de un tipo de medicamente en el tratamiento, especialmente cuando no hay respuesta a la terapia con antidepresivos. Estos medicamentos coadyuvantes también sirven para tratar el insomnio, pesadillas, ansiedad, agitación y agresividad.

Los cuadros de intensa ansiedad, agitación y agresividad requieren de tratamiento inmediato debido a los riesgos y perjuicios que pueden traer a otras personas. En estos casos, se prescriben antipsicóticos en dosis bajas, que también ayudan a aliviar el insomnio.

Los benzodiacepinas (ansiolíticos) no son recomendados para tratar el trastorno. Además de no ser eficaces en este tipo de situaciones, pueden causar ansiedad e insomnio por el efecto rebote. Cuando son prescritos, se debe dar preferencia a los de media de vida larga para evitar el efecto rebote y no prolongar su uso por más de 4 semanas.

Incluso con la remisión completa de los síntomas, debe mantenerse el tratamiento del estrés postraumático por algún tiempo. Recordemos que la manifestación de los síntomas es cíclica y puede empeorar si la persona es expuesta a situaciones que le recuerden al trauma inicial.

No hay un tiempo definido de tratamiento. Es responsabilidad del psiquiatra y psicoterapeuta evaluar cada caso, de manera que los medicamentos sean retirados gradualmente y el tratamiento no sea interrumpido abruptamente ni se prolongue por demasiado tiempo después de que el paciente ya no presente síntomas.

En caso de presentar signos y síntomas de trastorno de estrés postraumático, acuda con un psiquiatra.

Trastorno de estrés postraumático: qué es, síntomas y tratamiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *