¿En qué consiste el tratamiento del ácido úrico alto?

El tratamiento del ácido úrico alto consiste en el control de la alimentación y de otras enfermedades asociadas, además del uso de medicamentos específicos para eliminar el ácido úrico, cuando sea necesario. El objetivo es prevenir episodios de gota (un tipo de artritis provocado por la acumulación de cristales de ácido úrico en las articulaciones) y evitar cálculos renales (piedras en los riñones).

Algunas enfermedades están asociadas al ácido úrico, por lo tanto, una vez controladas, el ácido úrico se normaliza. Es el caso de la hipertensión arterial, diabetes, obesidad y aumento de los triglicéridos.

Algunos alimentos que deben evitarse en casos de ácido úrico elevado:

  • Sardina, anchoa, mariscos;
  • Aves, carne roja, tocino, chorizo;
  • Riñón e hígado;
  • Bebidas alcohólicas, sobre todo cerveza.

La dieta busca restringir los alimentos ricos en purina, una proteína que después de ser metabolizada por el organismo da lugar al ácido úrico.

Es importante que el paciente beba por lo menos entre 10 y 12 tazas 250 ml) de agua por día (2,5 en total) para ayudar a eliminar el ácido úrico del organismo.

La reducción del peso para alcanzar el peso ideal es otra medida que ayuda a bajar los niveles de ácido úrico, ya que la obesidad contribuye al desarrollo de la enfermedad.

Los medicamentos específicos para bajar el ácido úrico son indicados solamente en algunos casos. Uno de estos es el alopurinol que disminuye la velocidad de producción del ácido úrico, reduciendo su cantidad en la sangre y en la orina.

El médico orientará el mejor tratamiento dependiendo del cuadro clínico de cada paciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *