¿Cómo tratar un derrame ocular?

El tratamiento de los derrames oculares no siempre es necesario, ya que por lo general desaparece espontáneamente en dos o tres semanas. Sin embargo, para acelerar la cusa, se puede aplicar compresas con agua fría en el ojo que tiene el derrame, 2 veces al día.

Pueden utilizarse lágrimas artificiales (Genteal®, Lacrima plus®, Lacribell®) para disminuir el malestar y disminuir el riesgo de un nuevo sangrado. Se debe evitar tomar aspirina y antiinflamatorios.

El oftalmólogo puede dar orientaciones en cuanto al tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *